Connect with us

Bla Bla

El Jackie Robinson del baloncesto

Por: Jacobo Goldstein

(Desde La Florida). Fue en 1947 que Jackie Robinson rompió la barrera de color cuando debutó como miembro de los Esquivadores de Brooklyn, convirtiéndose en el primer beisbolista negro que milita en las Grandes Ligas y abriéndole el camino a miles de atletas de su raza que han venido jugando en las Ligas Mayores durante 68 años. En 1950, tres años después, del debut de Robinson en el beisbol profesional, otro pionero afroamericano debutaría en el baloncesto profesional, la NBA.

Su nombre era Earl Lloyd y su equipo era los Capitolios de Washington. Y si bien Earl Lloyd nunca tuvo la fama de Jackie Robinson, el ciertamente también fue un abre puertas y una enorme cantidad de jugadores negros que han desfilado por la Asociación Nacional de Baloncesto en los últimos 65 años son el resultado de lo bien que hizo Lloyd en los nueve años que participó en el basketbol profesional.

Robinson fue gran estrella durante sus nueve años en el beisbol de grandes ligas. LLoyd tuvo un rendimiento modesto en el baloncesto de la NBA, pues no fue estrella sino que un jugador sólido que en sus 560 partidos con Washington, Syracuse y Detroit tuvo un promedio de 8.4 puntos anotados y 6.4 rebotes. Inclusive, en 1955, jugando con Syracuse se convirtió en el primer afroamericano en ganar un campeonato de la NBA. Y al retirarse logró ser el primer atleta negro que dirigió un equipo de la NBA, cuando fue el director técnico de los Pistones de Detroit entre 1971-1972 y parte de la temporada 1972-1973.

Lloyd, por su comportamiento y por sus logros en la cancha, fue elevado al Salón de la Fama en el 2003, teniendo la gran satisfacción de haberle pavimentado el camino a figuras legendarias del baloncesto como: Wilt Chamberlain, Bill Russell, Kareem Abdul Jabbar, Michael Jordan. Magic Johnson, Karl Malone, Isaiah Thomas, Charles Barclay, Julius Erving, Kobe Bryant, Elgin Baylor, David Robinson, Shaquille O’Neal, LeBron James y a centenares de figuras más que con su enorme talento brillaron con luz propia en la NBA, convirtiendo al baloncesto profesional en uno de los deportes favoritos de la afición estadounidense y de la afición global.

Earl Lloyd falleció a fines de febrero del presente año a los 86 años de edad, después de haber mostrado talento, energía, disposición y el orgullo de haber sido un magistral pionero que dio un paso grande en la lucha contra la discriminación racial.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla