Connect with us

Béisbol

Comisionado Manfred interesado en que GL se juegue en Cuba

El deporte del béisbol profesional quiere unirse a la política de apertura que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha iniciado con Cuba y el comisionado de las Grandes Liga, Rob Manfred, admitió que hay negociaciones de cara a poder jugar en la isla antillana.

La última vez que un equipo de las Grandes Ligas jugó un partido amistoso en Cuba fue el 28 de marzo cuando el equipo de los Oriles de Baltimore se enfrentó al equipo nacional del país caribeño, con el entonces presidente Fidel Castro de invitado de honor.

El partido fue el primero de profesionales de las Grandes Ligas en Cuba desde que Castro triunfo con la revolución en 1959.

Manfred confirmó que las Grandes Ligas mantienen negociaciones con el gobierno de Estados Unidos para encontrar la manera de que equipos de las Grandes Ligas puedan jugar partidos de exhibición en Cuba.

El pasado diciembre, el presidente Obama anunció que Estados Unidos restablecería sus relaciones con Cuba y su actual gobierno comunista.

“Mi valoración es que si el presidente es consistente con la política que quiere mantener con relación al gobierno de Cuba, podríamos tener actividad de partidos de exhibición ahí”, destacó Manfred, aunque no especificó cuándo podrían darse.

La pasada temporada, 25 jugadores nacidos en Cuba participaron en equipos de Grandes Ligas, entre ellos los estelares Yasiel Puig (Los Ángeles Dodgers), Yoenis Céspedes (Detroit) y José Abreu (Chicago Medias Blancas).

El mayor número de peloteros cubanos desde la temporada de 1970 y muy superior a los ocho que jugaron en la campaña del 2007.

“Cuba es un gran mercado para nosotros en dos sentidos”, valoró Manfred. “Obviamente, es un gran mercado de talento, hemos visto mucho de eso en la pretemporada. Es un país donde el béisbol forma parte de la cultura y nos gustan esos países”.

Los equipos de las Mayores visitaban Cuba antes del triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959. La cercanía de Cuba, 90 millas náuticas (166 kilómetros) de Florida, posibilita los viajes rápidos y el clima era ideal para disputar el deporte del béisbol.

“Es una sede que nos permitiría hacer giras en forma continua”, destacó Manfred. “Creo que mucha gente ve a Miami como puerta de entrada a América Latina, donde el béisbol es muy popular y que nos permitirá también desarrollar el gran potencial que existe de cara al crecimiento desde una perspectiva internacional”.

Los Marlins jugaron partidos de exhibición en Panamá en 2014, en Ciudad de México (2004) y han jugado series contra los Mets de Nueva York en San Juan, Puerto Rico (2010).

También viajaron a Puerto Rico en 2003 y 2004 para partidos de campaña regular contra los Expos de Montreal, que jugaron parte de su calendario como locales en la isla.

Todo lo anterior demuestra que las Grandes Ligas ya tiene una presencia importante en Latinoamérica, pero buscaran incrementarla de manera considerable.

“Es grandioso que podamos ir a un sitio a celebrar un par de juegos”, reiteró Manfred. “Genera interés a nivel local. pero cuando pienso en la actividad internacional quiero hacer más que ir a jugar dos partidos en un sitio y volver cinco años más tarde”.

Todos los equipos de las Grandes Ligas tienen en sus plantillas a jugadores latinoamericanos estelares que proceden principalmente de República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, México y Panama, pero ya hay también brasileños.

Mientras que jugadores japonés, surcoreanos, taiwaneses, italianos y holandeses también tienen ya presencia dentro del béisbol profesional de las Grandes Ligas.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol