Connect with us

Boxeo

“Bad Boy” Rooney: el fanático boxeador que eligió ser futbolista

Lanza un fuerte jab a su oponente, le da otro para mantenerlo alejado, así hasta desgastarlo, golpearlo fuerte y noquearlo. Aunque… a veces, tenía que estar dispuesto a recibir un par de golpes. De esta manera, hace 19 años atrás, pasaba el tiempo Wayne Rooney, cuando ni siquiera sabía que podía convertirse en un importante futbolista.

Actualmente pelea, sí, pero ya no lo hace con los guantes de boxeo, sino con los pies, moviendo la pelota en el Manchester United.

La infancia del actual delantero del Manchester United siempre estuvo ligada a un ring de box. Su padre, Thomas Wayne, era instructor de boxeo y su hermano mayor: Graham Wayne, práctica este deporte de forma profesional. Su madre fue camarera y empleada de un colegio, no tenía mucho tiempo para cuidar a sus hijos y es por eso que el padre se ocupaba de ellos.

De esta forma nació su amor por el boxeo, cada lección que enseñaba su padre en el cuadrilátero, era aprendida por el delantero. Luego Wayne Rooney, se dedicó los primeros años de su vida a este deporte, que sin duda le dejó varias marcas en su rostro. La rudeza, de a quien le dicen ‘Chico Malo, parte desde esta parte de su historia.

Desde muy niño, Wayne Rooney salía a las calles de Croxteth, su barrio. Ahí disfrutaba de sus lecciones de boxeo junto a sus amigos. Con los guantes en las manos retaba a sus amigos en la pista, donde también jugaban fútbol. Pero, luego de recibir varios moretones y golpes en la nariz, el fútbol se ganó un lugar en su corazón.

“De no ser futbolista hubiese sido boxeador. Mi padre, mi hermano y mis tíos boxearon. Este deporte lo llevo en la sangre”, dijo Wayne Roone. Su héroe deportivo no es un futbolista de antaño, tampoco de ahora. Su favorito es un boxeador: Mike Tyson. “Él es una leyenda. Sin duda, Tyson es el deportista que yo admiro más”, comentó.

Wayne Rooney

El actual delantero del Manchester United se convirtió, en aquellos años, en un futbolista de la calle. Se unió a las divisiones menores del Everton FC y a los 16 años logró debutar en la Premier League, convirtiéndose (en ese entonces) en el futbolista más joven en debutar en ese torneo. Tenía 16 años y 361 días. En 2007, Matthew Briggs lo superó.

Luego, en el verano del 2004, Manchester United lo fichó a cambio de 44 millones de dólares. De a partir de aquí, su historia es más conocida. Desde que solicitó los servicios de una prostituta en 2004, hasta su pasatiempo con los juegos de azar, en donde en una ocasión logró perder 90 mil dólares en menos de 2 horas.

Pero lejos del fútbol y de los juegos de azar, el ring de box, una vez más, lo volvió a llamar. Sucede que tras simular un penal en la Copa FA con el Manchester United, el luchador Bad News Barret, estrella en la WWE, retó a Wayne Rooney con el siguiente mensaje: “No necesitará caer cuando le coja en el cuadrilátero”.

El delantero Wayne Rooney no se intimidó y respondió el reto, aceptándolo e incluyendo a Stone Cold Steve Austin, legendario luchador de la WWE. Todo hace indicar que este 31 de marzo la WWE podría sorprendernos son Wayne Rooney en el cuadrilátero. Sí, la infancia del ‘Niño malo’ volvió a renacer. (Cortesía de Depor.pe).

Deja tu comentario

Recomendamos - Boxeo