Connect with us

Fútbol Internacional

Sigue la polémica con el Mundial de Catar 2022

La adjudicación del Mundial de 2022 en Catar, a finales de 2010, ha estado envuelto en tres principales polémicas: el calor, las sospechas de corrupción y las condiciones de los trabajadores.

La recomendación del grupo de trabajo de la FIFA de organizar el Mundial entre noviembre y diciembre (concretamente del 26 de noviembre al 23 de diciembre) viene a terminar con una de las mayores polémicas desde la atribución del Mundial a Catar. Las temperaturas en el verano catarí hacen imposible poder jugar en tales condiciones (se alcanzan los 50 grados centígrados).

Desde el principio, el presidente de la UEFA, Michel Platini, se ha mostrado seguro de que el torneo se tenía que celebrar en invierno. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se ha unido a esta opinión y se ha mostrado a favor de la idea de disputar la Copa del Mundo en los meses de noviembre y diciembre. Antes de optar por esta solución, el grupo de trabajo ha tenido que ser un buen equilibrista para poder cuadrar una fecha para el torneo: no podía solapar los Juegos Olímpicos de Invierno, tampoco podía disputarse durante el mes del Ramadán (abril) y debía interferir lo menos posible en los campeonatos nacionales. Sobre este último punto, el responsable de la Premier League, Richard Scudamore, se ha mostrado “muy decepcionado” por la opción noviembre-diciembre.

La decisión final será tomada por el comité ejecutivo de la FIFA entre el 19 y 20 de marzo en Zúrich.

‘Catargate’ fue el llamativo titular que usó el semanario France Football en enero de 2013, que evoca la corrupción y los arreglos para explicar la asignación del Mundial de 2022 a Catar por parte de la FIFA.

Tesis compartida por la prensa británica. La revista plantea dudas sobre la integridad de los miembros de la FIFA que votaron el 2 de diciembre de 2010 a Catar, un riquísimo emirato que tiene la tercera mayor reserva mundial de gas natural. France Football también señala “una reunión secreta” en el Palacio del Elíseo el 23 de noviembre de 2010.

Los participantes: el presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy, el príncipe de Catar, Tamim Bin Hamad Al Thani, y el presidente de la UEFA, Michel Platini. Su objetivo: asegurar que Platini votara por el Emirato. “Un puñado de mentiras”, según el exjugador.

Ante el aumento de las sospechas, la FIFA mandó hacer un informe de control a Michael García, exfiscal federal estadounidense y presidente de la cámara de investigación de su comité de ética. Sin embargo, la organización se niega a publicarlo y dice que no encuentra grandes irregularidades.

Furioso, García acusa a la FIFA de falta de transparencia. Para calmar los ánimos, la instancia suprema del organismo anunció el pasado diciembre que el informe será publicado, pero con condiciones y no antes de que terminen las investigaciones internas que siguen en curso.

La FIFA también elevó una queja a la justicia suiza en noviembre por sospechas de “transferencias internacionales de patrimonio” que “emanan de varias personas”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional