Connect with us

Fútbol Internacional

Henry pide valorar más lo que hacen Messi y Cristiano

Thierry Henry, exdelantero internacional francés de Arsenal y Barcelona, entre otros equipos, ensalzó la figura del argentino Leo Messi y del portugués Cristiano Ronaldo, aunque se queda con su excompañero por haber jugado con él.

“Tengo un enorme respeto por Cristiano, que logra mantenerse al más alto nivel por varios años. De hecho, a un nivel extraordinario”, señaló en una entrevista a la FIFA.

“Una cosa es hacer una buena temporada y, luego de cuatro años, otra. Pero mantenerse en ese nivel tantos años seguidos… Creo que no nos damos realmente cuenta de lo que están consiguiendo. Así que, enorme respeto por Ronaldo, pero yo jugué con Messi y, con él, pasé momentos extraordinarios: perdimos y ganamos juntos. Por todo eso, Leo”, reconoció.

Henry comentó que cuando llegó al Barcelona en 2007 vio las posibilidades de Messi: “Todos lo veían, desde el principio. No había que ser un experto…”.

“Leo era y es especial. No hay adjetivos superlativos que no hayamos usado para definirlo. Debemos estar felices por tener la oportunidad de verlo jugar, porque un día lo dejará y el fútbol lo extrañará. Debemos disfrutarlo. Desde el primer entrenamiento, lo que me llamó la atención fueron sus ganas de anotar, de buscar el arco: toma la pelota y ya sólo piensa en eso”, manifestó.

Retirado el pasado diciembre tras su última etapa en el Red Bull de Nueva York, rememoró que nunca tuvo como objetivo premios individuales, aunque sean una “recompensa extraordinaria”, consideró que la selección alemana de Joachim Löw está formada por “una generación extraordinaria, que ha dejado huella en la historia del fútbol”.

“Sólo por derrotar a Brasil como lo hicieron, ya merecieron pasar a la historia, pero además fueron campeones. Fue la culminación de un largo proceso, que para mí arrancó en derrotas.

Cuando perdieron en la final del Mundial de 2002, se dieron cuenta de que necesitaban una renovación. Llegaron a las semifinales de 2006, cayeron en la final de la Euro 2008…”, explicó.

Al contrario, indicó que él, con la selección francesa, vivió “el proceso inverso. Primero la victoria y luego los malos momentos. Esta generación alemana aprendió más: perdió, sufrió, volvió a perder y entonces aprendió. Este éxito es la recompensa a un largo sufrimiento: una generación que nunca se rindió, que siguió intentándolo hasta que por fin ganó. Una generación así, con gente como Philipp Lahm, que estaba ahí desde el principio se merece haber vivido todo eso”.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional