Connect with us

Baloncesto

Thunder y Clippers no fallaron

Los Thunder de Oklahoma City y Los Ángeles Clippers comenzaron la segunda mitad de la temporada de la NBA con triunfos importantes que lograron ante rivales directos, los Mavericks de Dallas y los Spurs de San Antonio.

El base Russell Westbrook se encargó de liderar de nuevo el ataque de los Thunder y con un doble-doble de 34 puntos y 10 asistencias permitió a su equipo ganar 104-89 a los Mavericks.

Westbrook, flamante Jugador Más Valioso (MVP) del pasado Partido de las Estrellas, confirmó el gran momento de forma en el que se encuentra y superó a la defensa de los Mavericks, que tuvieron problemas a ambos lados del campo.

Si Westbrook tuvo la inspiración encestadora, el ala-pívot congoleño, nacionalizado español, Serge Ibaka, que hizo las funciones de pívot, impuso su poder dentro de la pintura y también logró un doble-doble decisivo de 21 puntos y 22 rebotes, su mejor marca como profesional.

Sin el pívot Kendrick Perkins en el equipo, fue traspasado a los Jazz de Utah, a cambio del suizo Enes Kanter, Ibaka dominó a los jugadores altos de los Mavericks, incluido el pívot Tyson Chandler.

Ibaka jugó 38 minutos en los que anotó 8 de 12 tiros de campo y 5 de 6 desde la línea de personal, y 15 de los 22 rebotes fueron defensivos.

Sin el base Reggie Jackson en el banquillo, fue traspasado a los Pistons de Detroit, el escolta-alero Anthony Morrow aportó 16 puntos, que lo dejaron como sexto jugador de los Thunder.

El alero estrella Kevin Durant no tuvo su mejor toque de muñeca y anotó consiguió 12 tantos al fallar 10 de 14 tiros de campo, incluidos 4 de seis.

La victoria, cuarta consecutiva y sexta en los últimos siete partidos disputados, permitió a los Thunder (29-25) colocarse en el octavo puesto de la Conferencia Oeste, empatados con los Suns de Phoenix, que tuvieron jornada de descanso.

Los Thunder lograron el objetivo de llegar a la segunda mitad de la temporada dentro de los ocho mejores de la Conferencia Oeste que les da derecho a competir en la fase final.

Mientras que los Mavericks confirmaron que siguen sin mantener la consistencia en su juego y los 14 puntos que aportó en el ala-pívot alemán Dirk Nowitzki no impidieron la derrota, la cuarta en los últimos 10 partidos disputados.

Chandler logró un doble-doble de 10 puntos y 13 rebotes, que no sirvió al perder el duelo con Ibaka, y como equipo los Mavericks tuvieron sólo un 36 por ciento de acierto en los tiros de campo.

El ala-pívot dominicano Charlie Villanueva como reserva jugó 13 minutos en los que aportó 11 puntos al anotar 4 de 8 tiros de campo, incluidos 2 de 5 triples, y 1-2 desde la línea de personal.

Villanueva también capturó dos rebotes, recuperó dos balones y cometió una falta personal.

El base puertorriqueño José Juan Barea disputó 14 minutos en los que logró siete puntos (3-6, 1-2, 0-0), capturó dos rebotes, dio dos asistencias y recuperó un balón.

Mientras en el Staples Center, de Los Ángeles, los Clippers recibieron a los Spurs con medio juego de ventaja en la lucha por el quinto puesto de la Conferencia Oeste y gracias al pívot DeAndre Jordan que aportó un doble-doble de 26 puntos y 18 rebotes ganaron 119-115.

La victoria, tercera consecutiva, permitió a los Clippers (36-19), consolidarse en el quinto puesto con ventaja de medio juego sobre los Maverciks y un juego medio de los Spurs.

Junto a Jordan, que se ha convertido en el jugador clave de los Clippers tras la baja por lesión del ala-pívot Blake Griffin, el escolta reserva Jamal Crawford fue el complemento en el juego ofensivo del equipo al conseguir 26 puntos, incluidos cinco triples en siete intentos.

Mientras que el base Chris Paul se encargó de dirigir el juego de los Clippers y aportó otro doble-doble decisivo de 22 puntos y 16 asistencias, que también le permitieron ganarle el duelo individual al francés Tony Parker, que fue el segundo máximo encestador de los Spurs.

Crawford y Paul lograron canastas decisivas en los últimos 32 segundos, que permitieron a los Clippers mantener la ventaja mínima en el marcador.

El veterano ala-pívot Tim Duncan brilló de manera especial al conseguir un doble-doble de 30 puntos, 11 rebotes y dio tres asistencias, pero no pudo evitar la tercera derrota de los Spurs (34-20) en los últimos 10 partidos disputados.

Duncan con sus 30 puntos superó en la lista de encestadores de todos los tiempos a Alex English y ahora ocupa el decimosexto lugar.

El veterano jugador de 38 años se convirtió en el quinto de más edad en la historia de la NBA que logró un doble-doble de 30 puntos y 11 rebotes.

El legendario Michael Jordan logró cuatro partidos 30 puntos y 10 rebotes con más edad.

Parker aportó 21 puntos, que lo dejaron como segundo máximo encestador de los Spurs que también tuvieron el apoyo del pívot brasileño Tiago Splitter, que como reserva logró 11 puntos (3-4, 0-0, 5-6), dio dos asistencias y capturó un rebote en 16 minutos.

Mientras que el veterano escolta argentino Manu Ginóbili en 23 minutos consiguió 10 puntos (3-4, 3-4, 1-2) y seis asistencias. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto