Connect with us

Fútbol Nacional

Wilmer Cruz: aquí no se ha matado a nadie

EL PROGRESO, YORO. Tremenda controversia ha causado el castigo al estadio Humberto Micheletti, primero porque son dos suspensiones consecutivas y segundo porque Honduras Progreso tenía que haber jugado fuera de su casa contra Real Sociedad y Victoria, y una vez cumplido el castigo regresaría a su estadio a jugar contra Real España.

Sorpresivamente se dijo que ante los tocoeños, Honduras Progreso jugaría en El Progreso, y su castigo sería contra Victoria y Real España, con los que jugaría en una cancha alterna.

La junta directiva ya se pronunció al respecto y ha anunciado que contra Victoria jugarán en Choloma y ante Real España lo harán en Olanchito.

Al estadio Humberto Micheletti lo suspendieron en el torneo pasado. En su último partido cuando enfrentaron al Real Sociedad por las semifinales, al final de ese encuentro un aficionado lanzó una piedra a la cancha impactándole al entrenador Wilmer Cruz.

En esa oportunidad, la Comisión Regional de Disciplina Noroccidental, le impuso un castigo de tres partidos. La dirigencia del Honduras Progreso se fue en apelaciones y le bajaron la sanción de tres a un juego, mismo que lo cumplió en el primer juego del actual campeonato, frente al Vida de La Ceiba, el cual lo jugaron en el estadio Morazán.

ES INJUSTO
Al pedirle al entrenador del Honduras Progreso, Wilmer Cruz, su opinión sobre el castigo, dijo que “me parece injusto, aquí no se ha matado a nadie, en todos los estadios se tiran piedras y no pasa nada, pero es una decisión que ha tomado la Comisión de Disciplina y como un ente regulador se tiene que respetar sus decisiones”.

Manifestó que como cuerpo técnico y jugadores no pueden hacer nada ante tal situación, pero asegura que va a causar molestia en la afición progreseña que estará por mucho tiempo sin ver al equipo jugando en su estadio. “Jugamos de local en la cuarta jornada y regresamos hasta la fecha 12, habrá 8 juegos fuera de casa”, indicó.

Al consultarle si considera drástico el castigo, respondió: “No sé si sea drástico, a uno no le queda más que acatar”.

“Ahora nos toca estar tranquilo y seguir esperando el buen desempeño de las comisiones”, agregó. Sobre el hecho de jugar en Olanchito, Wilmer Cruz manifestó que “en la parte administrativa yo no me meto, son los directivos que toman esas decisiones”.

El técnico progreseño también se refirió a jugar dos partidos seguidos en Tegucigalpa ante Olimpia y Motagua. “Ese no es ningún problema, el calendario está hecho, eso no me incomoda, me tiene sin cuidado, igual tenemos que jugarlos”, apuntó.

Se le preguntó si se quedarían en la capital esta semana y respondió: “no podemos quedarnos en Tegucigalpa, porque para eso se necesita billete, regresamos el jueves y volvemos el sábado”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional