Connect with us

Bla Bla

Los “Ultravagos” vuelven a la carga

La fiesta deportiva vivida durante el compromiso Estrella Roja – Olimpia, en la ciudad de Danlí, al final se convirtió en una pesadilla para los habitantes de esa localidad, ya que supuestos miembros de la mal llamada barra Ultrafiel se encargaron enlutar a una familia del mencionado lugar.

Como ya es una costumbre cuando Olimpia se presenta a los diferentes escenarios, estos antisociales alistaron sus maletas repletas de droga, bebidas alcohólicas y diversos tipos de alucinógenos, pero no necesariamente para acuerpar al club, sino para generar el caos por donde van marcando su macabra huella.

En esta ocasión el turno fue para el jovencito Cristian Fabricio Flores, de 18 años, a quien unos 30 miembros de esta temida “mara”, liquidaron de dos certeros balazos en su casa de habitación, no sin antes golpear a su compañera de hogar y a su bebé.

Según relato de testigo protegido, la víctima que estaba frente a su casa, llegaba de una feria y en eso pasaron los “tétricos” buses de la barra del Olimpia, comenzaron a insultar y aunque el joven logró refugiarse en su casa de habitación, a estos no les importó, entraron por encima del portón, rompieron vidrios y se robaron unas cosas de la casa, luego se fueron tranquilamente abordando el mismo automotor.

La pregunta obligada es, ¿por qué las autoridades se hacen de la vista gorda cada vez que estos pandilleros se presentan a los escenarios deportivos?, una respuesta lógica podría ser cobardía, temor o complicidad, considerando que estas unidades casi siempre van repletas de drogas y con una buena “provisión” de material “bélico” ante vista y paciencia de la Policía.

Lo cierto es que los hondureños aunque lancen su grito al cielo intentando negar la entrada a estos individuos, en Honduras no pasará nada, mientras Olimpia siga ganando, ahí estará la tenebrosa Ultrafiel.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla