Connect with us

Más de Honduras

Consternación general

El fallecimiento de una persona es un hecho muy triste, ya que cuando una persona muere, todos aquellos que hicieron parte de su existencia se sienten embargados por un profundo pesar. Muestra de ello es lo que está viviendo la familia españolista y del fútbol hondureño, por el sensible fallecimiento de un gran dirigente como lo fue Mario Verdial.

Ayer fue un día donde se conjuntaron el dolor, la tristeza, la consternación, el pesar, la impotencia y el malestar, por la pérdida irreparable de una gran persona que deja un gran vacío tanto en el fútbol como en la empresa privada, y la indignación es más por la forma vil como fue asesinado la tarde del pasado jueves.

Jugadores del Marathón también se hicieron presentes para acompañar a familiares del fallecido.

Jugadores del Marathón también se hicieron presentes para acompañar a familiares del fallecido.

Miles de personas se hicieron presentes ayer durante todo el día y la noche a Funerales Jardines del Recuerdo, donde su cuerpo está siendo velado, previo a ser sepultado esta mañana en el cementerio del mismo nombre. Directivos, jugadores, entrenadores, aficionados, empresarios se dieron cita al velatorio mostrando ese enorme pesar por lo que significa la partida sin retorno de un gran dirigente.

Las personas que lo trataron, coinciden que era una persona jovial, franco y con mucho conocimiento del fútbol. Como alguien que siempre fue prudente y evitaba la polémica.
Muchas personas llegaron para expresar el dolor y el sentido pésame a sus familiares.

UN ESPAÑOLISTA DE CORAZÓN
Mario Verdial era un españolista de corazón que llegó a formar parte de la dirigencia del club aurinegro a finales de los años 80, y desde esa fecha se mantuvo siempre firme. Comenzó a dar sus pasos como directivo en el equipo de la Liga de Segunda División, donde ayudó a que muchos futbolistas pudieran cumplir su objetivo de llegar un día a jugar en la Primera División.

Pocos años después, Verdial fue tomado en cuenta para ser parte de la dirigencia del equipo mayor, ocupando varios cargos en la nómina. En junio del 2001 fue elegido para formar junto a Mateo Yibrín y Fuad Abufele, un tridente, con el objetivo de llevar a lo más alto al club, algo que lo lograron.

Mateo Yibrín dialoga con los jugadores del Real España que están con la selección.

Mateo Yibrín dialoga con los jugadores del Real España que están con la selección.

Estuvo en dicho cargo durante 14 años, donde logró ganar cuatro títulos y varios subcampeonatos nacionales. Era uno de los dirigentes que siempre le gustaba competir con los grandes e invertía dinero en el equipo, según se conoció.

Cuando el club celebraba sus títulos no le agradaba ganar notoriedad. Siempre se caracterizó por integrar la comisión de fichajes en el club, su conocimiento por haber jugado al fútbol en Liga Mayor y Segunda lo avalaban.

Verdial, además de ser directivo del Real España, por muchos años, fue miembro directivo de la Liga Nacional de Primera División en la administración de Mario Prieto Rodríguez.

Durante su participación era quien se encargaba de presentar los proyectos de calendario, pues su habilidad como planificador y negociador era impresionante.

Por su buena labor fue nombrado miembro del Comité Ejecutivo de la Fenafuth, siendo vicepresidente en los últimos ochos años.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras