Connect with us

De Todo Un Poco

FOTOGALERÍA: Los 10 futbolistas más odiados de la liga española

1. Cristiano

La última expulsión del portugués ha vuelto a situarle en el foco mediático, y no de la manera en que le gustaría precisamente.

Al delantero del Real Madrid le pitan y abuchean en la gran mayoría de estadios a los que acude. Es lógico que la grada quiera desconcentrar a uno de los mejores jugadores del equipo rival, pero sus respuestas no le ayudan a mejorar su imagen.

Desde amagar con lanzar balones a pedir más ruido pasando por limpiarse el escudo del campeón del Mundo. Ésta clase de acciones no benefician en nada al actual Balón de Oro.

2. Messi

Leo no es un jugador que destaque por llegar a destiempo, tener malos modos o encararse con los rivales, pero jugar en el eterno del rival del Real Madrid no podía traer muchas admiraciones por éste bando.

Su pelotazo a la grada en un “Clásico”, sus líos con Hacienda o sus vómitos son algunos de los argumentos que utilizan algunos aficionados para meterse con el argentino.

3. Pepe

El central portugués del Real Madrid ha protagonizado algunas de las acciones más violentas y polémicas que hayamos visto en nuestra liga. Acciones que le han valido una terrible fama fuera del Bernabéu.

Si no hubiera cometido semejantes locuras su valoración habría sido bien diferente lejos de la Castellana.

El central portugués del Real Madrid ha protagonizado algunas de las acciones más violentas y polémicas que hayamos visto en nuestra liga. Acciones que le han valido una terrible fama fuera del Bernabéu.

Si no hubiera cometido semejantes locuras su valoración habría sido bien diferente lejos de la Castellana.

4. Busquets

Posiblemente uno de los mejores en su puesto a nivel internacional. Peca de exagerar en algunos lances del juego y en otras ocasiones ha errado de forma evidente a la hora de actuar.

Su teatralidad frente al Inter o el pisotón sobre la cabeza de Pepe le han valido un buen número de detractores.

5. Raúl García

Raúl García se pasa muchas veces de tipo duro y en otras exagera sobremanera jugadas en las que no sale tan perjudicado como él mismo nos quiere hacer creer.

En más de una ocasión se lleva las manos a la cara cuando no le han tocado el rostro o se queja de entradas que no son tan duras como pretende reflejar.

Ha desquiciado a más de un jugador, y motivos le ha dado para ello.

6. Sergio Ramos

Al final de su carrera puede convertirse en el jugador que más veces ha visto la cartulina roja en la historia de la liga, no creemos que alcance tan dudoso honor repartiendo caricias.

En el puesto de central hay que mostrarse contundente, pero un exceso de entrega, acciones a destiempo o una entrada desmesurada te pueden valer mala fama entre los aficionados rivales.

7. Dani Alves

El lateral brasileño les ha dado motivos a muchos aficionados para que no les caiga en gracia precisamente. Sus declaraciones sobre España tras el incidente del plátano, sus bailecitos en campo rival y algunas de sus simulaciones frente a entradas rivales le han convertido en un jugador poco querido fuera de Barcelona.

El propio Puyol tuvo que darle un toque de atención frente al Rayo hace un par de temporadas cuando se puso a celebrar un 0-5 con una coreografía.

8. Gabi

Simeone le ha asignado labores menos estéticas que las que realizaba en el Zaragoza. Su posición, más retrasada en el campo, le han obligado a ser uno de los destructores principales del juego rival, y dichas intervenciones han causado la protesta de más de un futbolista.

Éste año lleva ya 12 tarjetas amarillas entre todas las competiciones, solo a 5 de repetir las 17 del año pasado. Un dato que refleja lo incómodo que puede ser enfrentarte al centrocampista rojiblanco.

9. Piqué

Gestos como el del 5-0 en el Camp Nou frente al Real Madrid o declaraciones como las del último “Clásico” en las que aseguró que no podía hacer desaparecer su mano no le han valido simpatías precisamente.

Las bromas con bombas fétidas o mirar el móvil en el banquillo seguro que tampoco le han gustado un pelo a los aficionados culés, que han visto como el nivel del central había declinado en las últimas temporadas.

10. Neymar

Es un gran futbolista, de eso no cabe dudad, pero tiene cosas por pulir. Le han acusado de “piscinero”, de circense cuando no era el momento y de muchas otras cosas.

Los bailecitos y los gestos dirigidos hacia la grada rival no le van a ayudar cuando le toque jugar fuera, y con casi 23 años debe aprender que ciertos ademanes es mejor ahorrárselos, por el bien de su imagen y por no caldear el ambiente.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco