Connect with us

Bla Bla

Dan ganas de llorar

Por: Jacobo Goldstein

(Desde Miami). La verdad es que la fanaticada de los Miami Heat está atravesando uno de los peores momentos de los últimos cinco años, pues ya no existe ni la sombra de aquel notable equipo que del 2010 al 2014 conquistó dos títulos de campeones de la NBA y otros dos trofeos como subcampeón de la Liga de Baloncesto Profesional de Estados Unidos y de Canadá. Esa fue la grandiosa época en que los Heat, liderados por el trío dinámico de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh, acaparaban los titulares de la prensa deportiva en lo que la ciudad de Miami la afición adoraba a una escuadra que tanta gloria le trajo a la metrópolis más importante del sur de los EE UU.

El joven director técnico de la escuadra miamense, Eirk Spoelstra, y el presidente del equipo, Pat Riley, eran objeto de admiración y de adulación por haber formado uno de los grandes equipos de nuestra era, que bien pudo haberse convertido en una dinastía si no fuese por el hecho que después de cuatro años en Miami, LeBron James decidió empacar sus maletas y volver a Cleveland, donde había iniciado su carrera profesional.

Aunque nos dolía la partida de LeBron, contábamos con que Dwyane Wade, Chris Bosh y otros miembros de la escuadra seguirían siendo un equipo de gran calidad pero la realidad ha sido otra.

Wade estuvo lesionado en varios juegos, igual Bosh, pero ya se han recuperado pero la verdad es que el equipo actual da lástima verlo jugar, pues ha perdido toda una serie de partidos que debió haber ganado, desperdiciando ventajas que se fueron esfumando a medida que los partidos avanzaban.

El resultado ha sido tan malo que los Heat llevan más juegos perdidos que ganados y están 10 juegos atrás de Atlanta que lidera su división.

En honor a la verdad, el equipo de Cleveland, con todo y LeBron tampoco anda lo bien que debía, pero sí lleva más partidos ganados que perdidos y James ocupa el segundo lugar de la NBA en puntos anotados.

En resumidas cuentas, hasta el puesto del DT Spoelstra está en la picota, pues él está siendo cuestionado por la afición que esta adolorida por el pésimo bajón que han tenido los Heat.
¿Vendrá alguna mejoría? Difícil de decir a estas alturas, pero qué lástima da ver jugar a un equipo que fue tan promisorio y que ahora anda por la calle de la amargura. FIN

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla