Connect with us

Automovilismo

Patrocinadores no han abandonado a Michael Schumacher

Desde hace un año no hay imagen alguna del ex piloto alemán Michael Schumacher. De su boca tampoco salió ni una palabra públicamente. Sigue luchando contra las consecuencias de la grave lesión craneal que sufrió en un accidente de esquí. Sin embargo, casi todos sus patrocinadores siguen siendo fieles en estos duros momentos.

“Nuestro concepto siempre fue una cooperación sobre una base amistosa, personal y de asociación. Esos vínculos se mantienen hoy en día”, dijo a la agencia DPA la mánager del ex piloto de Fórmula 1, Sabine Kehm. “Ahora, al igual que antes, se mantienen casi todas las colaboraciones”, agregó.

Los logos de seis patrocinadores oficiales se pueden ver en la página web del heptacampeón del mundo. Todo ello a pesar de que desde que sufriera el accidente de esquí el 29 de diciembre de 2013 en los Alpes franceses no haya ni imágenes ni declaraciones de Schumacher, que sigue luchando por volver a una vida normal.

Nadie sabe cuánto tiempo puede durar la rehabilitación que sigue actualmente en su casa de Suiza y que puede alargarse varios años, ni cómo saldrá de ella la leyenda de la Fórmula 1, que el 3 de enero cumple 46 años. “Para nosotros es obvio que estamos juntos incluso en los malos momentos”, dijo Robert Peil, el gerente de la empresa DVAG, con la que está unido Schumacher desde 1996.

Ningún otro patrocinador lleva tanto tiempo con Schumacher como DVAG. Lo que comenzó con un logo en su casco se convirtió con los años en una relación de amistad entre el piloto y la familia del
fundador de la empresa.

Por ello no se plantea acabar con esta colaboración tras el accidente que casi le cuesta la vida al ex piloto al golpearse la cabeza con una roca en un fuera de pista. “Sería una señal funesta como empresa”, indicó Peil.

“No dependíamos el uno del otro”, explicó Peil sobre la base de su relación. Schumacher no necesitaba patrocinadores para ser aún más conocido. Asimismo, era una persona que raramente salía en anuncios de televisión o en grandes carteles publicitarios. Hacía publicidad para sus socios con frecuencia hacia el interior: motivando a los trabajadores o a los clientes.

“Se debe pensar siempre en qué fase se encuentra una carrera. Cuando se es más bien joven, se busca seguramente más una imagen pública y con ello una mayor presencia en publicidad. Michael
(Schumacher) no necesitaba esto”, explicó Kehm.

“Por ello, en el centro de la colaboración con él siempre estaba la persona y menos el piloto de Fórmula 1”, apuntó por su parte Dirk Hinkel, socio gestor de HassiaGruppe.

En este punto, Hinkel aprovechó para recordar que las informaciones que apuntaban al fin de la colaboración de la marca de agua Rosbacher del grupo, que comenzó en 2006, eran “falsas”, algo
que ya desmintió la empresa en un comunicado emitido en junio. “Es evidente que mantendremos nuestra colaboración amistosa por tiempo indeterminado. Michael Schumacher es y seguirá siendo embajador de la marca Rosbacher”, afirmó.

Una cosa está clara y es que Schumacher no era para sus patrocinadores sólo el piloto de mayor éxito de la Fórmula 1, sino también un modelo a seguir. “Jugaba con nosotros al fútbol, pero siempre decía: si queréis tener éxito, debéis trabajar”, rememoró Peil sobre su fiabilidad, profesionalidad y sobre todo, la ambición de querer hacerlo siempre mejor.

“Schumacher no dudaba en preguntar si no se podía colocar un tornillo o hacer más gruesa la carcasa”, recordó el jefe de ventas del fabricante suizo de relojes de lujo Audemars Piquet, Tim Sayler. “Se ganó un gran respeto entre nosotros al mostrarse siempre interesado y conocer muy bien el sector”, indicó. La edición limitada del modelo en el que trabajó Schumacher lleva tiempo agotada. “Michael estaba muy presente entre nosotros también como persona”, agregó Sayler.

Al igual que los otros patrocinadores, la empresa suiza no se plantea acabar con la colaboración con el ex piloto a pesar de llevar un año retirado de la escena pública. (Cortesía AS).

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo