Connect with us

Bla Bla

¡Ojo a la “catocha”!

Lo que pudo ser una noche perfecta y mágica para aficionados, futbolistas y comunicadores durante la gran final, se vio empañada por los amigos de lo ajeno, que una vez más hicieron de las suyas, sobre todo en el sector de silla, donde “asaltaron” a todo el que se les puso a su paso.

Unos a la bulla y otros a la cabuya. Y es que los operativos militares no fueron obstáculo alguno para que decenas de “rateros” ingresaran al sector de silla y aprovechando las aglomeraciones, despojaran de carteras, celulares y otros objetos de valor a los aficionados allí presentes.

“Ojo, la cartera”, “mi catocha”, “me robaron esos desgraciados”, son algunas frases ya acostumbradas al interior del estadio Nacional, donde estos “malhechores”, ya sea ingeniándoselas o con la complicidad de los mismos guardias, asaltan y agreden a la afición, todo esto a vista y paciencia de las autoridades.

El sábado y tras el término del partido de la gran final, pude ser testigo de cómo una “oleada” de antisociales ingresaba por el principal acceso al sector de silla y no necesariamente para celebrar el título motagüense, sino para despojar de sus pertenencias a todo el que encontraban a su paso.

Lo paradójico de esto es que al momento que se dan estos asaltos, no se encuentran ni para “remedio” los tales efectivos militares, tal es el caso de un colega de una televisora nacional, que intentando ingresar a realizar su cobertura periodística, le fue despojado su celular y aunque detuvo al antisocial, su aparato por arte de magia ya se había hecho “humo” y pasó a “mejor vida”.

Mujeres, ancianos y niños golpeados, “guaruras” evitando el paso de periodistas y permitiendo el acceso a los que no tienen ninguna vela en ese entierro, fueron los puntos coincidentes en una fiesta que pudo resultar mejor sin la presencia de los antisociales.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla