Connect with us

Previa

Cruz Azul por el premio de consuelo ante el Auckland

El Cruz Azul, después de la derrota 4-0 frente al Real Madrid en semifinales, buscará este sábado en Marrakech acabar en tercer lugar del Mundial de Clubes, frente a un Auckland City neozelandés que ha sido la revelación del torneo.

El campeón de Oceanía, una formación semiprofesional con apenas diez años de vida, dejó fuera a los dos participantes africanos (Moghreb Tetuán y Setif), antes de plantar una gran batalla al San Lorenzo en su semifinal, en la que sólo perdió ante los argentinos en el alargue por un corto (2-1).

Un resultado menos duro que el que recibió ante el gigante español el Cruz Azul, que tendrá dos alicientes en este partido por el bronce simbólico del torneo mundial.

El primero poder finalizar en el tercer lugar para igualar las dos mejores actuaciones históricas del fútbol mexicano en este torneo, las de Necaxa en el año 2000 y Monterrey en el 2012.

El segundo será poder conseguir que su capitán Gerardo Torrado finalice como máximo goleador. De momento es el único en haber conseguido dos dianas, las de los dos penales transformados en cuartos de final ante el Sydney Wanderers (3-1) y tan sólo quedan por disputar dos encuentros, este choque por el tercer puesto y luego la final Real Madrid-San Lorenzo, igualmente el sábado en Marrakech.

Uno de los desafíos para los mexicanos será su estado físico. El equipo sufrió un gran desgaste para ganar en la prórroga al Sydney Wanderers en un partido durísimo, jugado el pasado sábado en Rabat en un campo totalmente embarrado y lleno de charcos.

UN AUCKLAND ÉPICO

El rival es un Auckland City que, haga lo que haga el sábado, habrá vivido un Mundial de Clubes inolvidable.

Había llegado al torneo como la ‘Cenicienta’, con muchos pensando que abandonaría el mismo tras el primer partido como en las tres ediciones anteriores, pero el equipo sorprendió de entrada derribando al anfitrión, el Moghreb Tetuán (4-3 tras 0-0).

Luego llegó a liquidar al campeón de África, el Setif argelino (1-0 en cuartos) y en la semifinal ante San Lorenzo no sólo no se acobardó, sino que dominó la posesión, llevó la iniciativa en varias fases del partido y estuvo cerca de la hazaña.

Forzó el alargue y tuvo oportunidades para haber ganado, por lo que los jugadores vieron muy cerca la soñada final ante el Real Madrid.

Deja tu comentario

Recomendamos - Previa