Connect with us

Previa

Árbitro guatemalteco provoca tensiones antes de la final del Mundial de Clubes

La elección del guatemalteco Walter López para arbitrar la final del sábado en el Mundial de Clubes entre Real Madrid y San Lorenzo marcó uno de los pulsos psicológicos en el día previo al gran duelo, pese a que los protagonistas se mantuvieron elegantes al respecto.

La prensa española especulaba desde el jueves con la identidad del árbitro de la final y señalaba que la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) se inclinaba por el portugués Pedro Proença, de prestigio y experimentado en grandes citas, pero que San Lorenzo no quería un europeo ni a alguien con su perfil.

El anuncio oficial del árbitro se retrasó más de lo previsto y se anunció ya varias horas avanzado el viernes, con Walter López elegido para la final y Proença relegado al choque por el tercer puesto entre Cruz Azul y Auckland.

Tanto en las conferencias de prensa de Real Madrid como de San Lorenzo, la cuestión del árbitro fue planteada en varias ocasiones a los protagonistas, que prefirieron no entrar en polémicas, aunque el tono de alguno de ellos, especialmente el del defensa español Sergio Ramos denotaba cierta tensión.

“En el vestuario es indiferente que pite un árbitro u otro. Hay una persona encargada para arbitrar. Si ellos están más tranquilos con el árbitro, les felicitamos”, dijo Ramos.

Juego limpio
Su técnico Carlo Ancelotti dijo por su parte que no cree que la fama de más permisivo con el juego duro que tiene López con respecto a Proença, con reputación de implacable, esté detrás de las preferencias de San Lorenzo.

“No creo que sea así. La FIFA lleva desde hace mucho tiempo hablando de fair-play y de juego correcto. Nosotros estamos concentrados en el partido, en jugarlo mejor. Todo lo que pasa alrededor no importa. Yo no sé quién es el árbitro y no me gusta saberlo. Cada uno tiene que hacer lo que debe en el campo, nosotros jugar y el árbitro pitar”, señaló.

Los protagonistas de San Lorenzo negaron cualquier influencia en la elección del árbitro y dijeron que no prefieren a ningún árbitro por su fama de permisivo o porque vaya a permitir un juego más brusco.
“Sólo queremos jugar al fútbol, tenemos armas para poder hacerlo. En ningún momento queremos plantear un partido friccionado o con algo por el estilo. Somos dos equipos que jugamos muy bien al fútbol y seguramente va a haber un árbitro que cobrará lo que tenga que cobrar”, dijo el entrenador Edgardo Bauza.

El veterano defensa colombiano Mario Yepes también quitó importancia a la identidad del árbitro y le deseó suerte.

“A nosotros nos interesa un árbitro imparcial y que haga un buen partido. Estamos pensando en hacer nuestro partido y salir a jugar y facilitar las cosas al árbitro. Que sea imparcial para los dos equipos”, dijo.

Deja tu comentario

Recomendamos - Previa