Connect with us

Fútbol Internacional

Real Madrid le pagó al Córdoba para que derrotara al Barça

El presidente de honor del Córdoba CF, Rafael Campanero, que hace 42 años era directivo del club andaluz, ha reconocido a la agencia EFE que el Real Madrid, saltándose las normas del reglamento, primó al Córdoba en la temporada 1971-72 para que ganara al Barcelona en la penúltima jornada y así pudiera proclamarse campeón.

El Córdoba venció al Barça de penalti, marcado por Fermín, jugador cedido por el Real Madrid, y el equipo blanco se proclamó campeón.

Fue una Liga sorprendente porque Barça se plantó en la penúltima jornada como líder y sólo debía vencer a domicilio al Córdoba, que ya estaba matemáticamente descendido desde hacía varias jornadas, para asegurar el título en la última jornada en el Camp Nou. Pero un Córdoba extramotivado -ahora se ha sabido que por la prima- y el penalti de siempre acabaron con las esperanzas barcelonistas y sumaron una nueva Liga más teñida de escándalo para el palmarés del Real Madrid.

Rafael Campanero, ahora presidente de honor del club andaluz, lo ha reconocido 42 años después: “cada jugador del Córdoba percibió del Real Madrid 100.000 pesetas de entonces por ganar al Barcelona”. Campanero ha manifestado a EFE que “aquel partido me costó un disgusto y me pudo costar muchos más”, ya que el entonces secretario general técnico del Córdoba, Antonio Martínez, exReal Madrid, le había hecho llegar de parte de “Don Antonio Calderón”, gerente blanco, la propuesta de “darle una prima a los jugadores del Córdoba” para derrotar al Barcelona.

“Yo le dije a Martínez que se quitara de en medio y que le dijera a Calderón que él tenía en el Córdoba a cuatro jugadores”: el citado Fermín, Vicente Del Bosque, cedidos ambos por la casa blanca, más Manuel Sanchís (padre) y Causanilles. Yo quería que el Córdoba estuviera totalmente aislado de eso, porque en ese asunto había muchos seguidores del Real Madrid y del Barcelona, además de cordobesistas. Queríamos ser honrados, parecerlo y no ponernos al lado de nadie”.

Y Campanero recuerda: “Puse mi coche a disposición del presidente del Barcelona, Agustín Montal, y en Córdoba mi coche lo conocía todo el mundo, por lo que los seguidores del Madrid empezaron a decir que se había vendido el partido al Barcelona, que todo estaba arreglado por el coche. Me iba a caer un castigo por el que no había hecho nada por merecerlo, ya que no fue verdad aquel rumor de que el Barcelona quiso comprar el partido, porque ellos se portaron como señores, y no hizo ni una sola gestión para ganar el partido fuera del terreno de juego”..

Y hay más: Pepe Escalante, capitán de aquel Córdoba de la temporada 1971-72, ha añadido que, además de esas 100.000 pesetas por jugador procedentes del Real Madrid, “también se cobraron 4.000 pesetas del Córdoba, la prima normal que correspondía por partidos ganados”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional