Connect with us

Automovilismo

Suizo Buemi gana primera carrera de Fórmula E en América Latina

El suizo Sebastien Buemi (E.Dams-Renault) se impuso en el Gran Premio de Fórmula E de Punta del Este, en la costa atlántica uruguaya, la primera de esta especialidad que se disputó en América Latina.

Buemi culminó por delante de los brasileños Nelson Piquet Jr. (China Racing) y Lucas di Grassi (Audi Sport ABT), que sigue siendo líder del campeonato con 58 puntos, 18 más que Buemi y que el británico Sam Bird (Virgin Racing).

“Va a ser una larga temporada pero es muy bueno haber conseguido más puntos que Di Grassi. Vamos en la buena dirección y estoy muy contento”, dijo Buemi en la conferencia de prensa posterior a la cita.

La prueba estuvo marcada por la presencia del coche de seguridad hasta en cuatro ocasiones.

La Fórmula E es una nueva competición donde la batería hace las veces de motor y se prioriza la sostenibilidad y el respeto por el medioambiente.

Unas 10.000 personas abarrotaron las gradas de esta novedosa competencia que se corrió en la zona llamada Playa Brava de Punta del Este, uno de los balnearios más exclusivos de Latinoamérica.

“Me sentí como en casa. Nací en Sao Paulo pero aquí había mucha gente animándome. He conseguido tres podios en tres carreras, hay que seguir así”, dijo Di Grassi.

Bajo un sol de justicia, el día en la pista y en las gradas fue ‘in crescendo’: a las 08h00 locales ya había decenas de personas atendiendo los primeros entrenamientos libres, durante la clasificación se contaban por cientos y, mientras el famoso Dj colombiano Erick Morillo amenizaba la velada con su música antes de la largada, unas 10.000 personas acompañaban a los pilotos en su primer desembarco en el continente.

Punta del Este se vistió de gala desde el viernes. Nadie quería perderse el acontecimiento deportivo del año en la ciudad y familias enteras, abuelos, nietos, padres, madres e hijos compartieron un día inolvidable.

Desde muy temprano por la mañana, la zona habilitada para los aficionados se llenó de gente expectante.

Para ello se montó un escenario con una pantalla gigante, una tienda con venta de recuerdos y una impresionante carpa con la joya de la corona: varios simuladores de Fórmula E donde cualquier miembro de la familia podía sentirse piloto profesional.

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo