Connect with us

Bla Bla

Lo que mal inicia…

Escuchando las reacciones del ahora extécnico de la selección nacional, Hernán Medford, sobre su separación en el cargo, una vez más me demuestra que no estaba preparado para asumir este reto, que nuevamente en su carrera como seleccionador de un país cosecha un nuevo fracaso.

Pasado tiempo atrás, en su natal Costa Rica, se le dio la oportunidad de dirigir a la selección mayor de su país, no dio los resultados que se esperaban y fue cesado en el cargo igual que en Honduras.

Medford nos culpa a unos periodistas de Tegucigalpa de su salida de hacer campaña siempre en su contra, y digo nos, porque fui uno de sus muchos críticos, ya que su trabajo al frente de la bicolor lo que hizo fue hundir más al equipo de todos, ahí está el ranquin de la FIFA, para mejor ejemplo.

Los periodistas no quitamos ni ponemos técnicos, son los directivos, los mismos que ayer lo contrataron y hoy lo quitaron y recuerdo bien en una entrevista en la que le realizamos aquí en MÁS, que con sus propias palabras dijo, “los técnicos dependemos en nuestro cargo de los resultados”, las matemáticas son exactas, señor Medford, sus resultados no convencen a nadie, ni a propios ni a extraños.

Jamás aceptó que se equivocó en las convocatorias, en los sistemas de juego, en no llamar a jugadores que eran básicos y que sudaran y sintieran la camiseta de Honduras, en colocar a futbolistas en posiciones que no les correspondía, en dar el gafete de capitán a quien no lo merecía, quiso hacer un cambio generacional que nunca funcionó y que en el fútbol esto es impensable.

Fueron tantos su errores y pocos sus aciertos que al final terminó como dice el dicho, “lo que mal inicia, mal acaba”.

Por: Marcial TORRES XATRUCH
@marcialxatruch

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla