Connect with us

Más de Honduras

Rolando Palacios: “Cuando la meta está clara no te distraen las demás cosas”

El hondureño Rolando Palacios, campeón de los 100 metros planos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, es una especie de obrero distraído del atletismo, que posee talento, pero confía más en las bondades del verbo trabajar.

“El trabajo ha sido la clave de todo; llevo un año entrenándome en Puerto Rico, lejos de mi hija, y la inversión ha valido la pena”, cuenta el velocista, un mulato con pinta de bailador de salsa que sobresale por su gran cierre en las carreras cortas.

Palacios es un tipo persistente, capaz de quemar sus naves las veces que sea necesario por tal de trascender. Después de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 quedó tan maravillado por la clase del jamaicano Usaín Bolt que se fue a trabajar con su equipo, pero en dos años avanzó poco y salió de Jamaica con una lesión en la pelvis.

Fue una apuesta fallida pero con ella dejó clara su decisión de irse a donde sea para laborar con la esperanza de pronto mejorar su mejor tiempo, 10.22 segundos, conseguido en Toluca, México, en el año 2008.

“Ahora me entreno con José Rubio, el técnico del subcampeón olímpico dominicano Luguelín Santos y siento que en julio próximo podré bajar de correr los 100 metros en 10.15 segundos, con eso pueden pasar cosas en los Juegos Panamericanos de Toronto”, cuenta.

Es un hondureño de la costa que habla casi sin respirar, en las entrevistas es solícito y da respuestas largas sin parar, en las cuales suele ser expresivo.

“Tengo que agradecerle a Rubio porque como entrenador me ha aguantado locuras, a veces soy un poco torpe”, cuenta Palacios, quien a veces ha tenido momentos de distracción como en 2007 cuando puso sus spikes en la maleta que llevó a los Panamericanos de Rio y fue eliminado rápido porque la valija se perdió, corrió con zapatos nuevos y jamás se adaptó.

“Desde entonces los spikes siempre van en el bolso de mano, eso no me vuelve a pasar más nunca en la vida”, dice con un tono de burla a sí mismo por haber cometido un error de principiante por el cual tuvo que pagar caro, pero aprendió.

Según la bitácora de entrenamiento de José Rubio, el hondureño está en condiciones de correr mañana la final de los 200 metros en 20:30 segundos y con eso será candidato al título porque es un registro que en Juegos Centroamericanos y del Caribe solo ha logrado Churandy Martina, campeón en 2010 con las Antillas Holandesas.

“Será un primer paso, pero este chico puede bajar de los 20 segundos, está sano y posee un gran potencial”, confiesa a Efe Rubio, quien llevó al dominicano Santos a la medalla de plata en 400 metros en Londres 2012.

Para llegar a donde quiere llevarlo su técnico, el velocista hondureño tiene cosas por mejorar como la arrancada y la frecuencia de su paso, algo que requiere dedicación pero que Palacios puede hacer si sigue mirando al atletismo con la persistencia de los obreros que construyen rascacielos.

“Cuando uno tiene una meta no lo distraen las demás cosas y yo tengo la mía clara”, dice, confiado en que la medalla de oro en los juegos regionales significa mucho para Honduras, pero es solo un escalón en la escalera que conduce al paraíso de los elegidos para bajar de 10 segundos en 100 metros.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras