Connect with us

Bla Bla

La realidad nos condena

Por Jairo Landa

Generalmente cuando las selecciones catrachas no tienen la documentación precisa para ingresar a Norteamérica los grandes responsables suelen ser los propios futbolistas o los miembros de la Fenafuth, sin embargo en está ocasión debo aceptar que no hay negligencia administrativa, es simplemente el producto de una sociedad desordenada.

Muchos podemos pedir mayor flexibilidad de las autoridades mexicanas que se niegan a darle la visa a los seleccionados sub-20 por no cumplir con los requisitos que se exigen para tal trámite y argumentamos que es algo que no está al alcance de los jugadores.

Cinco elementos no poseen todavía la visa mexicana a un día del supuesto viaje a Veracruz, donde se desarrollarán los Juegos Centroamericanos y del Caribe, porque no han logrado recoger las firmas de sus padres autorizando su salida del país.

La realidad nos condena, quizá para los aztecas resulte extraño que jóvenes menores de 20 años no tengan a su lado a ninguno de sus padres y hasta es lógico entender que tengan alguna sospecha que los jugadores pretendan quedarse en México.

Lo que ellos ignoran es que la desintegración familiar es un mal que ataca a la sociedad catracha y que casos como los de Orental Bodden, Jonatán Paz, Carlos Moncada, Davirson Castillo y Jean Paul Suazo, son apenas una muestra de miles de jóvenes que tampoco pudieron crecer a lado de sus padres.

Ojalá el problema se solucione hoy y que la bicolor pueda viajar a México, pero que quede claro, lo sucedido no es culpa de los aztecas que tienen todo su derecho a exigir que se cumpla ley, ni de los futbolistas que lamentablemente por diversas circunstancias no pueden vivir con sus padres, lo que sucede es simplemente el reflejo de una sociedad desordenada

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla