Connect with us

De Todo Un Poco

Los 10 deportistas que tocaron la gloria y lo perdieron todo

En las últimas semanas, aparecieron dos casos que muestran a la perfección el ocaso financiero de los deportistas. Primero el exfutbolista chileno Iván Zamorano y, segundo, el alemán Andreas Brehme, a quien incluso le ofrecieron lavar baños para que se ganara un dinero para sostenerse.

Las adicciones, las malas decisiones financieras, inversiones equivocadas, estafas y hechos desafortunados son algunas las razones que aparecen en el deporte para que una estrella termine en la quiebra económica absoluta.

Estos son algunos ejemplos de deportistas que, tras lograr la fama y los millones, terminaron en la pobreza y lo perdieron todo.

Andrea Brehme

4

El jugador que convirtió el gol con el que Alemania se proclamó campeona del mundo en Italia 90 vive su momento más difícil. A los 53 años, el ex defensor está arruinado y con muchas deudas. El diario alemán Deutsche Welle informó que tiene una deuda de 200.000 euros y que le ofrecieron limpiar baños.

“En el caso de Brehme, su último trabajo conocido con un ingreso fijo lo tuvo en 2006, cuando ocupó en Stuttgart la posición de asistente técnico. Desde entonces, y con cada vez menos frecuencia, se le había visto en diferentes avisos publicitarios o participando en eventos públicos”, contó el periódico.

 

 

Iván Zamorano

3

El ex futbolista chileno supo llevar adelante una exitosa carrera durante 15 años y pasó por clubes como Real Madrid, de España, e Inter, de Italia.

En los tiempos en los que el chileno era goleador y figura con reconocimiento mundial, el Inter había pagado 7 millones de dólares por tenerlo en su plantilla y le abonaba un salario que se acercaba a los 2,5 millones de dólares por temporada.

Pero hace poco se conoció que también tiene grandes problemas económicos. Debe más de 3 millones de dólares por créditos. Ya vendió su casa, catorce apartamentos, un auto de lujo y estudia vender más bienes para poder quedar al día.

 

Salvador Cabañas

Tras ser figura de la selección de Paraguay, el delantero recibió un disparo en la cabeza en una discoteca de México. Salvó su vida, pero empezaron a aparecer los problemas financieros.

Se supo que tiempo después perdió buena parte de su dinero y también a su esposa. Pese a que intentó volver a jugar fútbol en equipos del ascenso en Paraguay, ahora se conoció que trabaja en la panadería de su familia. El problema determinante habría sido entre Salvador y un representante, a quien acusa de haberle robado el dinero.

George Best

Es considerado el mejor jugador irlandés de la historia. Nunca disputó un mundial, pero brilló en el Manchester United, donde ganó la Champions League y se quedó con el Balón de Oro de la revista France Football en 1968.

Pero además de su talento en la cancha, Best ganó fama por su estilo de vida y su orgulloso reconocimiento a su gusto por el alcohol y las fiestas. Una vez estuvo tres meses preso por conducir ebrio, sufrió problemas en el hígado y en 2002 le hicieron un trasplante.

“En 1969 dejé las mujeres y el alcohol; fueron los peores 20 minutos de mi vida” y “gasté mucho dinero en licor, mujeres y autos de carreras. El resto lo despilfarré” son algunas de sus frases más célebres.

Pero en un mensaje a sus fanáticos cuando ya estaba grave, dijo: “No mueran como yo”. El “Quinto Beatle”, como era apodado, falleció el 25 de noviembre de 2005.

Paul Gascoigne

2

Otro de los ingleses que despilfarró su fortuna. Con 47 años, tiene el aspecto físico de un hombre mucho mayor. Fue uno de los volantes más destacados de la década del 90 y llegó a jugar el Mundial de Italia, pero hoy casi no queda rastro de él debido a sus adicciones.

Hace poco fue ingresado al hospital luego de ser encontrado deambulando cerca de su casa en evidente estado de ebriedad. La ambulancia lo halló con un comportamiento errático en medio de la calle, con una botella de vodka. Gascoigne estaba en medio de un proceso de desalojo por los constantes reclamos de sus vecinos por ruidos molestos.

La última noticia de “Gazza” fue que salió a jugar al golf, pero tras tomar cerveza se subió a un carrito, perdió el control y cayó en una zanja. Después, al regresar a su departamento, se desnudó e intentó pegarle a un periodista que le preguntó por el incidente.

Scottie Pippen

Fue ganador de seis anillos de la NBA con los Chicago Bulls, pero perdió más de 120 millones de dólares en inversiones fallidas en negocios de aviación, comida gourmet y la construcción de un complejo de lujo que fue un fracaso. Tras la bancarrota, el retirado jugador militó en equipos de Finlandia para ganar algo de dinero.

Mike Tyson

1

El ex campeón de peso pesado, logró cerca de 300 millones de dólares de ganancias, pero se declaró en quiebra en 2003. Gastar varios millones en joyas, ropa y otros bienes, además financiar su adicción a la cocaína años atrás, lo llevó a la quiebra.

Además, debió gastar una gran cantidad de dinero en su defensa judicial cuando fue acusado por violación. Durante el juicio, que se extendió por tres años, no generó ingresos. Después, se dedicó a dar charlas y participar en eventos.

 

 

Marion Jones

Marion Jones, múltiple medallista olímpica, empezó su caída económica cuando debió devolver las medallas ganadas en Sídney 2000 por dopaje. Además, debió pagar altas multas por competir con sustancias ilícitas. Con una condena de cárcel incluida, sus ingresos cayeron casi a cero, por lo que se vio obligada a vender la casa de su madre.

Mané Garrincha

Manuel Francisco dos Santos fue un talentoso extremo brasileño que participó en la histórica selección que ganó los mundiales de 1958 y 1962. Pero su falta de educación lo perjudicó al momento de enfrentarse con la fama, y murió a los 49 años sumido en la pobreza y la depresión.

Garrincha, que fumó desde los diez años, disfrutó de todo lo que le gustaba: las apuestas, el alcohol y las mujeres. Tuvo 14 hijos reconocidos. Fue bautizado por los brasileños como la “alegría del pueblo”.

Christian Vieri

Este ex delantero italiano tuvo tiempos de gloria, en los que recibió salarios millonarios en clubes del Calcio italiano y de otras importantes ligas de Europa. Sin embargo, hace un tiempo se supo que estaba en la pobreza.

Al “Toro”, como lo apodaron por su potencia en la cancha, se le fue el dinero en las largas noches en los casinos de Italia. Además se conoció que era asiduo de las fiestas, consumidor constante del licor y también era feliz andando con mujeres hermosas.

Tenía, junto con su madre, una empresa que fue declarada en quiebra este año, con la que perdió más de 14 millones de dólares, aunque él solamente había invertido tres. Vieri busca terminar su curso como entrenador para poder conseguir trabajo. (Cortesía de Infobae.com) 

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco