Connect with us

Fútbol Nacional

Sebastián Portigliatti: Venir a Honduras me recompuso la vida

Cansado de tantas batallas perdidas estaba a punto de dejar el fútbol y buscar nuevos horizontes, hizo las inferiores en River Plate allá en su natal Argentina, pero no le fue bien, creció admirando las voladas del tal “Mono” Navarro Montoya y más tarde hizo del colombiano Óscar Córdoba, su ídolo.

A los 24 años hizo maletas y dejó la pequeña provincia de San Francisco, se subió a un avión rumbo a Italia para jugar en la séptima división, pero nunca renunció al sueño de jugar en la primera.

Con los 29 cumplidos y jugando en la cuarta categoría de su país por su mente cruzó de golpe la idea de abandonar su sueño y dedicarse a otra cosa, sin embargo ocurrió el milagro que tanto esperaba.

PORTI-(7)El celular de Sebastián Portigliatti sonó, él no lograba identificar quien lo llamaba, contesto y de inmediato reconoció la vos de Diego Vázquez, quien le propuso venir a jugar con Motagua y sin pensarlo dos veces aceptó.

El argentino tuvo un mano a mano con MÁS y confesó ser un sentimental que llora por pequeñas cosas, se declaró enamorado de su novia y admirador de su madre, reconoce que venir a Honduras le recompuso la vida y que cuando deje el fútbol le gustaría que lo recordaran más por ser buena gente antes que por lo deportivo.

¿Cómo definiría su estadía en Honduras?
Hasta aquí ha sido muy buena, el análisis es positivo, venía de jugar de la cuarta división en Argentina y llegar a primera era una tarea pendiente y creo que lo he hecho bastante bien, pero Motagua se merece un título.

¿Qué le gusta de Honduras?
Me ha costado un poco la vida en Tegucigalpa, mira que no tengo carro y Wilmer un amigo y taxista de confianza me anda, pero el tráfico es complicado, sin embargo ya me adapté. Acabo de conocer Roatán y es bellísimo, un paraíso, luego soy un tipo de estar mucho en casa, no salgo mucho.

¿Un poco caro Roatán?
¿Un poco?, dejé la vida ahí, estoy esperando que paguen ya, no obstante valió la pena, es un lugar maravilloso al que hay que ir seguido.

¿Cómo se define como persona?
Soy un tipo tranquilo, estoy por cumplir los 30 años, pero todavía tengo un niño dentro y a veces lo dejo salir, trató de pasarla bien con mi novia y mis amigos, en el fútbol he sufrido mucho porque las cosas no salían como quería, y ahora que logré jugar a nivel profesional lo estoy disfrutando mucho.

PORTI-(2)¿Cómo fue su niñez?
Afortunadamente nunca me faltó nada, éramos una familia muy unida, pero después mis padres se separaron y ahí todo se hizo más difícil, se me cerraron muchas puertas en lo deportivo y a los 24 años me fui a Italia a jugar a la séptima división.

¿Qué cambiaría de su vida?
Absolutamente nada, no me arrepiento de nada. La decisión más importante de mi vida la tomé a los 12 años cuando dejé mi ciudad y mi familia para ir a probarme a las reservas de River Plate en busca de mis sueños.

¿De niño quién era su ídolo?
El “Mono” Carlos Navarro Montoya, luego admire mucho a Óscar Córdoba.

¿Si no hubiese sido futbolista a qué se dedicaría?
Periodista deportivo o algo que me tuviera ligado el fútbol que es mi pasión.

¿Quién le parece la persona más destacada del universo?
Mi mamá por su perseverancia y el gran apoyo que les brindó a sus hijos.

¿Qué es lo que más destaca de una mujer?
Tengo dos mujeres importantes en mi vida, mi mamá y mi novia, y lo que más destaco de ellas es u transparencia y sinceridad, son mujeres completas, las amo.

¿Y de un hombre?
La lealtad, ojalá que cuando tenga hijos sea un ejemplo para ellos.

PORTI-(9)¿Cuál es su fortaleza?
La perseverancia y la paciencia son dos cosas que me han permitido llegar hasta donde hoy estoy, y no pienso cambiar.

¿Su debilidad?
Soy muy sensible y sentimental, expreso fácilmente mis sentimientos, lloro por cosas simples.

¿Qué buena noticia le gustaría recibir?
Motagua campeón, espero que ese el titular de MÁS en diciembre.

¿A qué personaje le gustaría conocer?
La verdad soy muy sencillo y no tengo fantasías de conocer a nadie en particular, vivo en mi mundo y no me vuelven loco ese tipo de cosas.

¿Dónde le gustaría pasar vacaciones?
Quiero conocer más mi país, sé que hay lugares hermosos, pero no he tenido la posibilidad de verlos, así que tengo esa cuenta pendiente.

¿Cuándo ya no juegue como le gustaría que lo recordaran?
Quiero que más que un buen portero me recuerden como una buena persona, a mi llenan más los comentarios que digan que soy buen tipo antes que lo deportivo, claro está quiero dejarle títulos a Motagua.

¿Qué hará cuándo se retire?
No tengo nada planeado, seguiré ligado al fútbol entrenando arqueros o quizá me dedique el periodismo deportivo.

PORTI-(10)¿Cuál es su sueño?
Voy cumpliendo sueños día a día, mira que cuando estaba en Argentina quería dejar de jugar porque ya no le encontraba sentido a mi carrera y la llamada de Diego Vázquez fue un milagro, y debutar en primera a los 29 años fue la culminación de un gran sueño.

Venir a Honduras me recompuso la vida, pensé que ya no lo iba lograr, renací futbolísticamente porque tenía claro que si no salía nada me iba dedicar a otra cosa y no tenía problemas con eso, siempre estoy dispuesto a aprender otras cosas.

¿Qué opina de los políticos?
No me interesan, siempre es lo mismo, pasa en todos lados, prometen muchas cosas, ilusionan a la gente y luego no cumplen, así que hay que salir adelante por sí solos.

¿Su mejor amigo?
Tengo cuatro amigos, los amigos leales son contados, me sobran dedos de una mano para enumerar los que tengo.

¿Un portero?
Óscar Córdoba

¿Un defensa?
Paolo Maldini

¿Medio campista?
Andrea Pirlo

¿Delantero?
Gabriel Omar Batistuta

¿Maradona?
Un personaje mediático que hay que valorar por lo que nos dio dentro de un campo de juego y no por su vida privada, nos dio muchas alegrías.

¿Messi?
Un fenómeno, es un placer verlo, ya no me sorprende nada, sé que siempre va hacer algo mejor.

¿Motagua?
Uno de los clubes más importantes de mi vida y no lo digo para quedar bien, sino porque lo siento.

Por: Jairo LANDA
@jairolanda1

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional