Connect with us

Fútbol Nacional

Inexactitudes y falsedades de la mal llamada “guerra del fútbol”

En vista de la publicación hecha ayer del reportaje del periodista español Lázaro Caldera del sitio web Deporlab.com, LA TRIBUNA aclara que desde ningún punto de vista el mismo refleja la opinión de este medio de comunicación, que siempre ha defendido los intereses de esta hermosa y gran nación llamada Honduras.

Como en toda guerra, justificada o no, siempre existen dos o más versiones. A continuación, se presenta la versión hondureña que es la más apegada a la verdad. A la vez, en caso de ser necesario, se presentan las respectivas disculpas si se hirió la susceptibilidad de alguien.

Las disputas entre Honduras y El Salvador no son una novedad y en su momento más álgido tuvieron graves consecuencias.

Fue en 1969 y es conocida por la ‘guerra del fútbol’ como la bautizó el periodista Ryszard Kapu?ci?ski. Aquella fue una guerra corta, duró cuatro días, aunque se cobró la vida de más de 2,000 personas entre civiles y militares.

ONZA-2Aunque muchas de las apreciaciones del periodista Caldera son totalmente falsas, como el manifestar que la protección de la ONU garantizaba la paz, pero el odio y la xenofobia se llevaba por dentro, y eso es muy difícil de curar, más aún cuando muchos recuerdan este episodio cada vez que ambas selecciones nacionales o clubes se encuentran en un torneo internacional.

Las relaciones entre ambos países son excelentes, más en materia deportiva, cuando se trata de eliminatorias mundialistas e inter clubes, donde los hondureños que viajan a tierras cuscatlecas reciben lo mejor de los recibimientos y viceversa.

Muestra de ello fue el partido del 14 de octubre del 2009, donde Honduras se jugaba el pase al mundial de Sudáfrica 2010, en el estadio Cuscatlán, donde el comportamiento de la afición fue impecable, al extremo que en varias encuestas la gente prefería que fuera Honduras en vez de Costa Rica, la otra selección en disputa.

Tras una eliminatoria que servía de clasificación para el mundial de fútbol de México 1970 que enfrentaba a ambas selecciones nacionales, y que se decidió en el país azteca en un partido de desempate a finales de junio del 69 en favor de El Salvador, azuzó al ejército salvadoreño a invadir Honduras.

Al más puro estilo de Woody Allen y su famoso “Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia”, el 14 de julio de 1969, el ejército salvadoreño lanzó un ataque contra Honduras y consiguió acercarse a la capital, Tegucigalpa.

La Organización de Estados Americanos negoció un alto el fuego que entró en vigor el 20 de julio. Las tropas salvadoreñas se retiraron a principios de agosto.

ONZA-3Las dos naciones firmaron el Tratado General de Paz en Lima, el 30 de octubre de 1980 por el cual la disputa fronteriza se resolvería en la Corte Internacional de Justicia, esta dio paso a la solución negociada del litigio fronterizo por el control de unos 450 kilómetros cuadrados conocido como los bolsones, los cuales pasaron a formar parte del territorio hondureño reduciendo de esta forma el territorio salvadoreño.

A partir de ese momento, las relaciones entre Honduras y El Salvador han mejorado mucho en materia económica, diplomática y deportiva, al grado que hoy se han vuelto a ver como dos pueblos hermanos.

Esta publicación se hizo únicamente, con el afán de hacer valer aquella frase que reza: “El pueblo que se olvida de sus errores, está condenado a volver a cometerlos”.
Lo escrito por el periodista Lázaro Caldera, son solamente ecos de lo que los salvadoreños se encargaron de “regar” en el mundo, mostrándose como las víctimas y que muchos cayeron en esa trampa y creyeron esa inexacta y falsa historia de la mal llamada “GUERRA DEL FÚTBOL”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional