Connect with us

Bla Bla

Mi Tribuna: ¿Por qué se fue Philip Lahm?

Por: Jacobo Goldstein

Confieso que oyendo noticias deportivas me quedé con la boca abierta cuando escuché que Philip Lahm, de apenas 30 años de edad y en el apogeo de su carrera futbolística, estaba anunciando que dejaría de ser capitán de la selección de fútbol de Alemania.

Lahm también informó que sí seguirá jugando con el Bayern Munich, campeón de la Bundesliga de Alemania, donde también es el indiscutible capitán.

Yo entiendo que Steven Gerard, de 34 años de edad, se retire de la selección inglesa y deje de ser capitán de la misma después de la pésima actuación que tuvieron los británicos en Brasil 2014. Al fin y al cabo, los años pesan y él ha jugado 114 partidos con los “leones” a lo largo de 14 años sin que el equipo obtuviese mayores resultados.

Pero mi pregunta tiene que ver con Lahm, que llevaba 10 años con la selección con la que debutó el 18 de febrero de 2004, querido, respetado y venerado por todos los alemanes. Su rendimiento en el mundial de Brasil fue excelente y fue pieza clave para que Alemania ganara su cuarta copa del mundo.

Es un enorme honor poder haber sido, por ser el capitán, el primero en levantar la Copa del Mundo entregada por el Presidente de la FIFA, teniendo como testigo ocular a la primer ministro germana, Angela Merkel, y vivir la emoción de haber capitaneado la primera copa mundial ganada por su país desde 1990, ¡y en tierra americana! Por cierto que Merkel alabó a Lahm a más no dar y señaló el gran respeto que ella y el pueblo le tienen por todo lo que ha hecho por la selección nacional y por el fútbol de su nación. El gran Franz Beckenbauer, la máxima figura en la historia del fútbol germano, dijo estar bien sorprendido por la decisión y que lamenta que Lahm no siga con la selección dado que su relativamente joven edad y su estado físico, pudieron haberlo tenido por muchos años más como titular en el equipo nacional, incluso en el Mundial de 2018 en Rusia. Algo similar dijo sobre Lahm el célebre Rudy Voller, exdelantero y extécnico nacional.

El presidente de la federación alemana, Wolfgang Niersbach, hizo lo imposible para que Lahm cambiara de opinón, pero no pudo. Lahm ha repetido en los últimos días que le da gusto dejar a la selección con un campeonato mundial en su haber.

Sus compañeros lo están alabando y lamentando la decisión que ha tomado. El pueblo alemán lo quiere en la selección aunque tiene el gran consuelo de que lo seguirá viendo en el Bayern Munich del español Pep Guardiola.

Philip Lahm es el único que sabe qué lo llevó a dejar a la triunfante selección de fútbol de Alemania. Me imagino que es lindo poder salir en caballo blanco en cuanto a la selección nacional pero no es nada malo seguir montado en otro caballo blanco, capitaneando al Bayern Munich, el mejor equipo de Alemania y uno de los cinco mejores del mundo.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla