Connect with us

Fútbol Internacional

Argentinos pasan del sufrimiento al éxtasis

Miles de argentinos pasaron hoy del sufrimiento de los penaltis al éxtasis de la victoria en los bares de Sao Paulo y en el estadio Arena Corinthians, donde la euforia Albiceleste consiguió eclipsar la tristeza de los holandeses.

Argentina festeja su pase a la final.

Argentina festeja su pase a la final.

A pesar de la fría y lluviosa tarde paulista, los argentinos que tuvieron la oportunidad de presenciar el encuentro desde las gradas celebraron con lloros y abrazos el salto de la selección argentina a la final del Mundial de fútbol 2014 en el mítico estadio Maracaná, donde ahora se medirán a la todopoderosa Alemania.

“He acompañado a Argentina en todos los partidos para ver a nuestra selección victorioso una vez más en Brasil”, dijo a Efe el arquitecto argentino Robin Rodriguez.

Además de conmemorar el triunfo de Albiceleste, los argentinos no olvidaron su histórica rivalidad con los brasileños y les recordaron la apabullante derrota por 1 a 7 encajada ayer contra los alemanes en el ya conocido como “Mineirazo”.

“Brasil, decime qué se siente tener en casa a tu papá. Te juro que aunque pases los años, nunca nos vamos a olvidar…”, coreaban de nuevo los argentinos al término del encuentro en el que el arquero Sergio Romero consiguió eclipsar la actuación del crack Messi.

A algunos kilómetros de distancia, los bares del bohemio barrio de Vila Madalena, convertido en el punto de encuentro de cientos de hinchas brasileños y extranjeros durante el Mundial, resguardaron de la lluvia a muchos argentinos que no tenían entradas para el encuentro.

La afición albiceleste festeja a lo grande.

La afición albiceleste festeja a lo grande.

A pesar de ser un partido sin muchas emociones en los 90 minutos de juego, muchos hinchas se perdieron prácticamente la segunda parte del encuentro debido a un apagón de luz que afectó a algunos de los bares de la zona.

Ante la falta de fútbol, algunos brasileños -ya sin nada que perder en el que hasta ayer era su Mundial- comenzaron a provocar a los argentinos con cánticos en los que destacaban la figura de su astro Pelé por encima de la de Maradona. La eterna disputa.

Los seguidores de la albiceleste, sin embargo, estuvieron más pendientes de buscar una televisión que en la letra entonada por sus vecinos y esperaron hasta el final del partido para continuar con la disputa dialéctica y recordarle a los brasileños que será la “albiceleste” -y no la “canarinha”- la que estará el domingo en el Maracaná.

“Sufrimos bastante, empatamos, sufrimos con Suiza y tras este partido conseguimos llegar a la final, contra Alemania. Ahora vamos a ver quién merece ganar la Copa del Mundo”, dijo a Efe el argentino Santiango de Alzar, quien aseguró que le hubiera encantado ver una final Brasil-Argentina.

Los argentinos que estaban dentro de los bares vivieron en silencio y con tensión la prórroga y tanda de penaltis, pero estallaron cuando Romero detuvo dos penaltis a Holanda (2-4) y llevó a la Albiceleste a la final del Mundial.

000_DV1815506Pocos holandeses, sin embargo, optaron por el barrio de Vila Madalena como escenario para seguir el partido, pero algunas camisetas naranjas se dejaron ver por las calles, prácticamente vacías por causa de la lluvia.

“Fue un partido aburrido. Ni Holanda ni Argentina jugaron bien (…) Ahora quiero que Alemania gane. Creo que Argentina no lo va a conseguir porque Alemania tiene un equipo muy fuerte”, comentó el holandés Joep Broekhuis. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional