Connect with us

Fútbol Internacional

Angela Merkel cambia sus planes para asistir a la final del Mundial

Angela Merkel, canciller de Alemania y una de las mujeres más poderosas del mundo, así como como el presidente del país, Joachim Gauck, recompusieron sus agendas para asistir a la gran final del Mundial Brasil 2014, luego de la goleada de su país ante el anfitrión la tarde del martes pasado.

INTER

El presidente alemás, Joachim Gauck, junto a la canciller Angela Merkel.

Fue una victoria “casi histórica”, en palabras de la canciller, decidida a no saltarse su norma de no pecar de imprudente ni ante el 1-7 del conjunto de Joachim Löw, al que la jefa del Gobierno desea “fuerza y concentración” para la final del domingo en Río de Janeiro.

Fue una “noche fascinante”, en que Alemania “nos representó magníficamente”, añadió el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, quien eludió la pregunta de si no les dio algo de compasión por Brasil y acabó alabando la grandeza con que encajaron la derrota.

“Por momentos pensé que estaba viendo las repeticiones…” ironizó el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, respecto a la fulminante secuencia de cinco goles caídos entre el minuto 11 y el 29 -obra de Thomas Müller, Miroslav Klose, Tony Kroos (2) y Sami Khedira-, más los dos finales de Andre Schürrle.

“Son cosas del fútbol”, añadió Schäuble, fanático del fútbol y titular de Interior y Deportes en el Mundial alemán de 2006, quien no tiene previsto acompañar a Río a Merkel.

Sí viajará en el avión de la delegación oficial alemana, junto a la canciller, el presidente Gauck, a quien no se le conoce una pasión futbolística.

Será la segunda visita de la canciller a Brasil en ocasión del torneo, después de que asistiera al debut de la selección de Löw ante Portugal, en que el conjunto alemán se impuso por 4-0.

En aquella ocasión se vio a Merkel vibrar en el ante el primer triunfo de los de Löw, mientras el presidente de la UEFA, Michel Platini, y de la FIFA, Joseph Blatter la miraban cariacontecidos.

De acuerdo a su costumbre, la canciller bajó luego a vestuarios, posó con el conjunto casi al completo y hasta se hizo alguna “selfie” -autofoto- con Lukas Podolski, uno de sus grandes “amigos” de la selección, junto con Bastian Schweinsteiger y Mesut Özil.

Se trata del tercer Mundial al que Merkel asiste desde el estadio, tras el de Alemania en 2006, un año después de su llegada al poder y entonces aún con Jürgen Klinsmann como técnico.

Posteriormente viajó también a Sudáfrica, para el Mundial de 2010, el primero con Löw al frente del conjunto.

Merkel repite viaje, tras una semifinal que ayer siguieron por televisión 32,57 millones de ciudadanos, un récord que pulveriza la marca de 31,1 millones registrada en la semifinal del Mundial de 2010, cuando los de Löw fueron eliminados por España.

El cómputo no incluye a los aproximadamente diez millones de personas que se calcula siguieron el encuentro a través de pantallas gigantes, en espacios públicos o las llamadas “millas del aficionado”, ni tampoco a quienes lo hicieron por internet.

Las fuertes lluvias caídas durante buena parte de la jornada de ayer y en prácticamente todo el país obligaron a cancelar las transmisiones al aire libre en algunas ciudades e hicieron que muchos ciudadanos optaran por ver el partido desde casa.

Fue una victoria histórica, sin el “casi” de la cautelosa canciller, que el popular “Bild”, el diario más leído de Europa, resumía con un titular: “¡Sin palabras!”, seguido de siete páginas dedicadas a la hazaña, una para cada gol y sus protagonistas.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional