Connect with us

Bla Bla

Mi Tribuna

Jacobo Goldstein
¡Qué emoción, qué drama!

jacoDespués de haber seguido de cerca a partir de 1950, 16 de las 20 copas del mundo que se han jugado desde 1930, he llegado a la conclusión de que pocas veces hemos tenido tanta competencia en las canchas como en Brasil 2014.

Los equipos nos han proporcionado un granel de emociones en la primera y segunda ronda de una copa mundo extraordinaria. Es un hecho sin discusión alguna que, con raras excepciones, de los partidos jugados hasta la fecha en Brasil, la gran mayoría de ellos han sido dramáticos y sumamente disputados.

Creo no equivocarme cuando asevero que jamás antes se había visto a tantos equipos grandes ser eliminados y enviados a casa en la primera fase de un mundial. Y pocas veces hemos tenido a selecciones nacionales de países pequeños jugando como gigantes en una Copa Mundial que ha excedido las expectativas. Y no puedo dejar de comentar que el arbitraje ha dejado mucho que desear con algunos fallos que fueron polémicos y que le costaron caro a varios equipos, como sucedió en el caso de México.

En 1978 , Argentina desplegó su buen fútbol y se coronó campeón, pese a que muchos apostaban por Brasil.

En 1978 , Argentina desplegó su buen fútbol y se coronó campeón, pese a que muchos apostaban por Brasil.

Además, esta ha sido la primera copa mundo en que un jugador mordió a otro. Por cierto que finalmente Luis Suárez aceptó haber cometido esa estupidez y ha pedido disculpas a todo mundo, incluyendo al jugador italiano qu sufrió el mordisco. Los dientes de Suárez le salieron caros a Uruguay, que bien pudo haber llegado más lejos con “Lucho” Suárez en sus filas.

Mis experiencias en los últimos 64 años me han demostrado claramente que no siempre el mejor equipo gana el mundial. Hungría. liderada por el gran Ferenc Puskas, vio como en 1954 Alemania se coronó campeón pese a que los húngaros eran superiores a los teutones. Nuevamente Alemania ganó el campeonato en 1974, cuando la naranja holandesa, encabezada por Johann Cruyff y Johann Neeskens, era mejor equipo en esa contienda (la selección del “fútbol total”).

En 1978, jugando en Argentina, el equipo brasileño que capitaneaba Roberto Rivelino era mejor que el de Argentina, pero fueron los gauchos los que ganaron su primera copa del mundo. Y en 1994, siendo la sede Estados Unidos, fue Alemania la mejor escuadra… pero, la copa se fue para Brasil.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla