Connect with us

Bla Bla

Futboleros

SAN PEDRO SULA. El campeonato mundial de fútbol que se está jugando en Brasil es una muestra más de la pasión con que se vive este deporte en Honduras, donde sin duda es una de las mejores formas que hay para salir de la rutina y alejarse de los problemas que día a día agobian al pueblo.

pasionesEs muy normal ver prácticamente “sola” la ciudad cada vez que juega la selección nacional de Honduras, desde muy temprano la gente se reúne en casas de amigos, familiares, restaurantes y cualquier punto en donde se pueda ver al equipo de todos. Los que van en carretera apresuran el paso y suenan la bocina apurando a quien sea con tal de llegar a tiempo para el partido más esperado, el de la H.

Posiblemente nuestros futbolistas no tengan el mejor nivel del mundial, los dirigentes cometen sus errores, el cuerpo técnico es poco ambicioso, pero los aficionados, esos son campeones del mundo. Indudablemente que si la selección nacional gana hay felicidad en la mayor parte de la población, porque somos un país futbolero, y de igual manera si pierde habrá mucha tristeza, una tristeza que en muchos casos sorprende.

El gol anotado por Carlo Costly contra Ecuador fue celebrado como si hubiese significado la Copa del Mundo para Honduras, tanto que pese a que después Ecuador empató y hasta ganó el partido, muchos catrachos se conforman porque ya pudieron celebrar un gol en un mundial, algo que no comparto pero respeto, porque el sentimiento y la pasión por el fútbol en un país como Honduras es muchas veces la única “válvula de escape”.

Los mismos empresarios, los políticos y hasta los policías se apasionan por la selección nacional, hay “feriado” cuando juega la bicolor, y si llegara a ganar un partido sería algo inimaginable, porque ya hemos comprobado que cuando pierde, hay tristeza nacional.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla