Connect with us

De Todo Un Poco

Las 15 reglas de los hombres hondureños durante el mundial

Tegucigalpa, Honduras

Se acerca el mundial Brasil 2014 y la mayoría de los hombres comienza a disfrutar, sufrir y vivir de una manera poco peculiar el día a día durante dura la Copa del Mundo, algo que suele sacar de quicio a la mayoría de las mujeres, que no logran entender el “irracional” comportamiento del sexo masculino. El cerebro pasa a ser dominado por un balón de fútbol durante mañana, tarde y noche.

Durante un mes, los señores de la casa se apoderarán del televisor y el control remoto.

Durante un mes, los señores de la casa se apoderarán del televisor y el control remoto.

Es que, si bien es cierto, los partidos duran solamente 90 minutos (dos por jornada), el fanático al deporte más hermoso de todos, se ve en la religiosa obligación de observar, la previa, el juego, el análisis y todos los resúmenes. Además, de leer de pie a cabeza la sección deportiva de Diario MÁS.

Quizá este artículo a muchas mujeres le podrá parecer severa e innecesariamente machista y, a otras, gracioso. Cabe señalar que en Honduras la afición femenina por el balompié crece a pasos agigantados. No obstante, la mayoría no lo son, así que para ese gran número de abuelas, madres, esposas, novias, hermanas, hijas, tías, sobrinas, amigas y, uno que otro hombre, que no guste del fútbol, les dejamos los siguientes consejos, con la finalidad de mantener la armonía familiar, social y hasta nacional.

Por favor, realizar varias copias de los siguientes “15 mandamientos para las mujeres durante el mundial de Brasil 2014” y pegarlas en lugares visibles como refrigeradoras, cerca de la cama.

SECOMUNICA:

A partir del 12 de junio al 13 de julio de 2014 (tiempo de duración del mundial de Brasil 2014) DEBEN TENER EN CUENTA LO SIGUIENTE:

1. Hacer las compras del supermercado, fuera de los horarios de partidos y/o repeticiones de los mismos (sin excepción).

2. Leer diarios deportivos para que tengamos tema de conversación; de lo contrario, no se extrañe, mucho menos moleste, si su esposo, novio, hijo, hermano, amigo o nieto no le dirige la palabra durante este tiempo.

3. Durante el mes entero la televisión es del hombre, de él o ellos y a todas horas, sin excepción. El control remoto, ni lo voltee a ver.

4. Si tiene que pasar frente a la televisión durante un partido, puede hacerlo, siempre y cuando que sea gateando y sin distraer o hacer ruido.

5. Durante los partidos los hombres son sordos y ciegos. No espere que le escuche, mire, abra la puerta, conteste el teléfono, vea a los niños que se cayeron del segundo piso, salude a su mamá, haga las compras, apague el incendio de la cocina, etc. ¡Nada, pero nada!

6. Tiene que llenar la refrigeradora de cervezas y sonreírle a los amigos si llegan a compartir unas horitas de fútbol. En agradecimiento, se le dejará ver televisión desde las 12:00 am hasta a las 4:00 am (siempre que no haya repeticiones de los juegos mundialistas).

7. Si observa molesto a los varones de la casa porque la selección de Honduras va perdiendo no se le ocurra decir que “no es para tanto” ni tampoco “seguro ganan”. Solo logrará que me enojen más.

8. Puede sentarse a ver un partido y hablar con su pareja, pero solo durante las publicidades del entretiempo. (Eso es cuando en la televisión no se ven los jugadores). No se le ocurra hacer cualquier comentario técnico, por favor tampoco abuse de su suerte.

9. Las repeticiones de los goles son muy, muy importantes. No importa si ya las observaron antes, o si se las saben de memoria. Las querrán ver de nuevo, muchas, muchas, muchas veces. ¿Entendido?

10. Que no se le ocurra a ninguna de sus amigas casarse, bautizarse, enfermarse, organizar reuniones o cenas, y, peor aún, visitarla; menos en los días de semifinales y jamás de los jamases durante la final porque solo hay tres posibles respuestas: A) ¡No! B) Que te vaya bien. C) ¡Estás loca, déjame en paz!

11. Sin embargo, si un amigo de su esposo les invita a ver el fútbol, en algún bar o a su casa, ¡qué maravillosa invitación! Irán con toda la alegría del mundo. No importa si llama a último minuto. ¡Ah! Y si no estás lista a tiempo, te quedas.

12. Los resúmenes de las jornadas, durante la noche son tan importantes como los partidos mismos; no se le ocurra decir: “pero si eso ya lo viste, ¿por qué no lo cambias?”; “¿No te aburre ver todo el tiempo lo mismo?”. ¡No, no, no… y NOOOOOOOOOOO!

13. Para el día de la inauguración y el de la final; tiene que preparar unos deliciosos bocadillos, servir cerveza y atender a los invitados y hacerse cargo de cualquier necesidad del hogar, todo en absoluto silencio.

14. ¡Jamás, pero jamás se le ocurra decir un halago hacia algún futbolista de la selección rival, pero aún si Honduras va perdiendo! De cometer ese craso error, trate corra hacia la habitación más cercana antes que termine la jugada y su amado esposo le diga lo que opina sobre ese inoportuno comentario.

15. Finalmente, ahórrese expresiones como: ¡“Qué bueno que el mundial es cada cuatro años!”; “Felizmente, solo dura un mes”. Los hombres futboleros están inmunizados a esas expresiones de mal gusto. Y por si no lo sabe, entérese que también hay Champions League, Copa Libertadores, Copa Sudamericana, Liga Inglesa, Liga Española, Liga Italiana y luego eliminatorias para el próximo mundial.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco