Connect with us

La Bicolor

Futbolistas de la selección de Honduras se forman en playas y barrios

Honduras, uno de los países que empieza a vibrar desde este jueves por el Mundial Brasil-2014, tiene en las playas y ligas burocráticas la fábrica de los mejores futbolistas que terminan integrando la Selección Nacional hondureña.

La mayoría de los seleccionados catrachos son de la zona costera del país.

La mayoría de los seleccionados catrachos son de la zona costera del país.

La clasificación de la Selección Nacional de Honduras a su tercer Mundial, Brasil 2014, ha despertado aún más en los jóvenes la ilusión de convertirse en futbolistas, siguiendo el ejemplo de las estrellas hondureñas que salieron de la pobreza pateando un balón.

“A mí el estudio no me gusta; lo mío es el fútbol”, afirmó a la AFP un deportista de 15 años que lleva el nombre de un jugador brasileño, Emerson. En Honduras es común encontrar en las mismas familias jóvenes con nombres de grandes jugadores internacionales.

Emerson es un delantero del equipo Triunfo de la Cruz, que lleva el mismo nombre de la comunidad habitada por negros garífunas en la zona del puerto caribeño de Tela, 300 km al norte de la capital.

El joven llegó al Triunfo procedente del equipo de Eulogio Palacios, quien maneja un club de donde han salido sus dos hijos para la Selección, Wilson (Stoke City de Inglaterra) y Jerry (Alajuelense de Costa Rica), así como Johnny, defensa central del Olimpia, actual campeón de Honduras.

Emerson considera que el fútbol es el mejor camino para salir de la pobreza. Honduras, de 8,5 millones de habitantes, es uno de los países más pobres del continente, junto a Bolivia, Haití y Nicaragua, y ocupa el primer lugar en homicidios del mundo, 79 por cada 100.000 habitantes.

Pero el fútbol, y particularmente la selección, es la única actividad que une a los hondureños, sobre todo después de profunda división que dejó el golpe de Estado del 28 de junio del 2009 contra el entonces presidente Manuel Zelaya.

Otro futbolista del equipo Triunfo de la Cruz con nombre de brasileño, Ever, de 11 años, lamenta que como estudiante “es un desastre” porque del sexto grado lo bajaron al cuarto en la escuela Esteban Guardiola de Tela, pero añora escalar nada menos que al Barcelona de España.

“Barcelona es mi equipo, me gusta como juega (Lionel) Messi, por las fintas”, destacó. “Aquí hay diamantes en bruto”, resaltó Pompilio Cacho, entrenador del equipo Triunfo y famoso exfutbolista hondureño que se paseó como un buen 9 por canchas de Guatemala y El Salvador. “De aquí voy a sacar por lo menos dos jugadores para la Sub-17”.

“Todo este trabajo es de esfuerzo propio, aquí no tiene nada que ver la Federación de Fútbol”, lamenta el improvisado técnico que entrena el equipo en una cancha de Tela y en una esplendorosa playa de arena blanca cercana a un bosque de verdes palmeras, entre las que sobresalen viviendas con paredes de rajas de madera y techo de paja.

La violencia que flagela a las zonas marginales de las ciudades no alcanza el paraíso de Triunfo de la Cruz, pese a la pobreza.

Cacho maneja tres categorías de 10 a 16 años, a los que abastece de zapatos y uniformes mediante gestiones con amigos y con el comercio local.

Honduras se afilió a la FIFA en 1951 y fundó la Primera División, integrada por diez equipos, en 1965. En Brasil-2014 participa en su tercer Mundial.

En Brasil, el equipo de Honduras enfrentará a Francia en el estadio Beira Rio de la ciudad de Porto Alegre (sur), a Ecuador el 20 en el Baixa Arena de Curitiba (sur) y a Suiza el 25 en el Arena da Amazonia en Manaos (noroeste).

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor