Connect with us

Fútbol Internacional

Scolari y Tabárez: una rivalidad, dos versiones

Es inevitable. Cuando Brasil y Uruguay cruzan sus caminos en una Copa Mundial de la FIFA, los recuerdos fluyen por sí solos. Desde aquella final de 1950 en un Maracaná teñido por la hazaña celeste, pasando por aquella mágica demostración de la Seleção en las semifinales de México 1970, charrúas y pentacampeones tienen siempre algo que rememorar.

Luiz Felipe Scolari y Óscar Tabárez, con el sueño de volverse encontrar.

Luiz Felipe Scolari y Óscar Tabárez, con el sueño de volverse encontrar.

Y este año, al celebrarse el máximo torneo del calendario internacional en tierras brasileñas, no es posible hacer una excepción. Con ese motivo, FIFA.com se reunió con Luiz Felipe Scolari y Óscar Tabárez, principales responsables de ambos equipos en la actualidad, para analizar la historia viva entre estos dos vecinos y rivales.

La leyenda del Maracanazo, con la que ambos crecieron en su infancia fue el punto de partida para desandar esta histórica rivalidad. “Crecí con una historia deformada, mal contada”, sorprende el maestro en torno a un partido que, según Scolari se tomó de forma equivocada en su país. “No concuerdo con las personas que lo marcan como algo negativo, porque fue el primer año en que Brasil llegó a una final. Ese año marca una derrota, pero también el inicio de un proceso que nos llevó a ser cinco veces campeones”.

Pero las coincidencias entre ambos exceden a aquel partido y se vuelven evidentes a la hora de analizar y recordar la revancha de la Seleção veinte años más tarde en Guadalajara, de la mano de un Pelé intratable que dejó otra perla para la historia: la famosa gambeta de O Rei -sin tocar el balón- sobre Ladislao Mazurkiewicz. La visión de ambos estrategas sobre aquel juego, así como un análisis concreto a la rivalidad de ambos equipos también estuvo presente en esta entrevista que se cerró con un detalle llamativo: el origen de la amistad entre ambos fuera de los campos de juego.

Amistad que, sin dudas, volverá a quedar de lado si sus caminos se cruzan a partir del próximo mes. O al menos por 90 minutos. Porque, como dice Scolari, “Tabárez es una persona a la que admiro mucho por su forma de dirigir, su trato con los futbolistas, entrenadores y amigos, entre los que me considero”.

*Puedes leer más sobre la rivalidad histórica entre Brasil y Uruguay en el artículo “Uruguayos en Brasil, opuestos que se atraen”, ubicado en los enlaces relacionados FIFA.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional