Connect with us

Bla Bla

La nobleza de un grande

“Prefiero colaborar para la construcción de una casa a una niña como Stephany en vez de pagar jugadores caros”, fue parte del discurso del expresidente de Motagua, Pedro Atala, mientras realizaba una labor social, ahí ya se notaba que el fútbol ya no lo estaba llenando.

PedroEn su ciclo el azul ganó dos títulos locales y un torneo centroamericano, pero sería injusto juzgarlo por lo ganado, lo destacable de este hombre de fútbol es que siempre puso el corazón, aunque quizá eso haya sido un error, no se puede negar que le dio cuanto pudo a su amado ciclón.

Ahora retirado de su cargo, pero no alejado del fútbol, nació en el seno de una familia futbolera y eso no cambiará, los planes han tomado otro rumbo y él entiende que la vida le ha dado mucho y siente la obligación de devolver algo a la sociedad.

Le quise entrevistar y su respuesta fue un rotundo no, sin embargo soltó una frase que denota la nobleza de un grande. “Seguiré apoyando al equipo, pero no como antes, porque uno es el que invierte y otros son los que sacan provecho, en un país como el nuestro donde hay mucha gente desprotegida, creo que en algo puedo colaborar con esas personas”.

Buena determinación de un tipo que a simple vista parece un cipote, pero los que lo conocemos sabemos que no deja de ser un sentimental enamorado de su familia, que daría la vida por sus hijos y que ama a su Motagua, sin embargo ahora ha tomado la determinación de dar un paso al costado, no dudo que su equipo sumará más campeonatos y él será recordado como uno de los presidentes más carismáticos, pero ahora dedicará su tiempo a ayudar a los más necesitados.

Por: Jairo LANDA
@jairolanda1

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla