Connect with us

Fútbol Internacional

Árbitros se concentran para estar a la altura en Brasil-2014

Juzgados por millones de personas y criticados al mínimo error, el grupo de árbitros seleccionado para dirigir los partidos del Mundial de Brasil 2014 se entrena al máximo nivel con el objetivo de estar a la altura de las estrellas del fútbol.

INTERMassimo Busacca, responsable de arbitraje de la FIFA, supervisa esta semana una de las tres concentraciones que se celebran en Zúrich para los 25 tríos de árbitros y 8 dúos de reserva seleccionados para el Mundial 2014 (12 de junio – 13 de julio).

Su tarea es similar a la de un seleccionador nacional que únicamente puede disponer de sus jugadores un puñado de días al año: “Como a un gran jugador, no hay que decir cómo debe jugar, pero la posición sí”.

La idea es incidir en la lectura del juego: “Esto quiere decir comprensión, comunicación y anticipación. Las reglas las conocemos, falta saber cómo las aplicamos en el campo. Y cuando la situación no está clara, hay que convencer a todo el mundo y no solamente a uno mismo”, señala el antiguo árbitro suizo.

Algunos de los presentes son muy conocidos, como es el caso del inglés Howard Webb, encargado de dirigir la final del Mundial de Sudáfrica 2010, en la que España se proclamó campeona al ganar 1-0 a Holanda.

La actuación de Webb entonces fue muy criticada debido a la dureza con la que se emplearon los holandeses. El inglés se vio obligado a mostrar 14 tarjetas amarillas y una roja.

“No creo que los jugadores me teman. Cuanto más te ven, más te conocen, tienen más confianza”, dice Webb.

“Para llegar a la final de la Copa del Mundo hay que tener mucha experiencia. Esto no pasa en una noche. Nosotros somos deportistas de largo recorrido, que desarrollamos nuestras competencias para poder estar al nivel del fútbol actual”, explica el famoso colegiado británico.

– Autoridad natural –

Policía de formación, su autoridad natural queda reflejada en una mirada clara e intensa que impresiona, para satisfacción de los fotógrafos deportivos. Algunos de sus colegas están en sus antípodas, y no solamente geográficas.

Norbert Hauata, de la Polinesia francesa, forma parte de los colegiados reservas y no se dedica a tiempo completo al arbitraje.

“En Tahití no estoy acostumbrado a este nivel. Tras mi selección en enero, tengo que hacer un gran resfuerzo para estar a la altura en el Mundial”, señaló este trabajador de la construcción, que elogia a su jefe por darle dos horas para entrenar cuando lo necesita.

Para aprender de los mejores suele grabar los grandes partidos europeos: “La referencia es Howard (Webb). Ya hizo la final del Mundial y es un privilegio intentar imitar lo que él hace en este seminario del Mundial”.

“¿Por qué no ser un día como él? ¿Quién sabe lo que va a pasar en el Mundial en junio y si no tendré la suerte de arbitrar y de probar delante de millones de personas que tengo mi lugar?”, se pregunta este francés de Tahití.

Un ejemplo del poco respeto que a veces muestra el mundo del fútbol hacia los colegiados lo evidenció el entrenador chileno del Manchester City Manuel Pellegrini tras una derrota de su equipo ante el Barcelona en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones. Fue suspendido dos partidos por decir, entre otras frases, que “el árbitro decidió el resultado”.

“Hace falta respetar a los árbitros, vengan de donde vengan”, dijo Busacca en referencia a las palabras de Pellegrini, en las que cuestionaba el nivel del colegiado Jonas Eriksson por ser sueco.

“He visto mejorar el nivel”, subraya el suizo, que en las concentraciones para el Mundial sabe de la diferente preparación que tienen los árbitros dependiendo de las confederaciones de las que procedan y los entrena teniendo en cuenta esta circunstancia.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional