Connect with us

Liga de Ascenso

Liga Nacional y selección, el sueño de Rances

Miles de jóvenes futbolistas sueñan con jugar en primera división, selección nacional y salir al extranjero. A unos esos anhelos se les cumplen, en otros quedan truncadas sus aspiraciones, pero soñar no es un delito, todo es valedero cuando la mirada se pone en cosas grandes.

Rances Rodríguez disfruta el fútbol porque lo lleva en sus venas.

Rances Rodríguez disfruta el fútbol porque lo lleva en sus venas.

Elvis Rances Rodríguez Ponce, es uno de esos tantos futbolistas que se ve destacando en el balompié profesional. A sus 16 años, integra el plantel del Olimpia categoría juvenil, desempeñándose como volante izquierdo.

Comenzó en la categoría pluma y zancudo del Federal en el 2009 y 2010, en la mosco la jugó con Platense. En el equipo albo se siente realizado y dice que su lucha será estar en primera.

“A Olimpia llego porque vi jugar a la infantil en El Birichiche y me gustó. Decidí ir a los entrenamientos a Infop con mis tacos y le pedí al profe Chirinos y Raúl Cáceres me dieran una oportunidad y les gustó mi estilo de juego”.

Rances ya forma parte del plantel de 30 jugadores que participa en el campeonato oficial de la liga menor y quiere convertirse en jugador titular, aunque reconoce que hay buenos elementos, pero con entrega se puede lograr.

“Para mí el fútbol es algo que llevo en mis venas, mis deseos de estar en una selección, jugar en Liga Nacional y salir al exterior para superarme, porque nada es imposible cuando se quiere”, expresa.

Estudia bachillerato científico humanista en el Instituto Blanca Adriana Ponce y aunque piensa en estudios superiores, el fútbol es su segunda opción en su vida.

Su entrenador es Manuel Díaz, a quien considera una buena persona que sabe trabajar con jóvenes, porque los llama a darlo todo en la cancha, porque es la única razón para salir adelante.

Se caracteriza como un jugador rápido para jugar en contraataque, tiene técnica y fuerza para pegarle al balón. Estuvo jugando unos días en liga burocrática, donde de cinco goles que anotó, tres fueron a balón parado.

“Soy disciplinado en el campo, cumplo con las actividades del colegio. Me gusta animar a los compañeros de equipo, porque mientras se está en juego se pueden lograr los resultados”.

EL APOYO DE LOS PADRES

Su meta es un día estar en Primera División.

Su meta es un día estar en Primera División.12

“Mis padres siempre me han dado el apoyo, aunque somos pobres, y gracias a Dios y a ellos, me encuentro haciendo lo que me más me gusta, ya que el fútbol es mi pasatiempo”.

Este joven no solo dedica su tiempo al estudio y al deporte, sino que aparta espacio para Dios, porque dice que el Señor siempre debe estar de primero. Pero también le gusta ver los partidos de tenis, y es un admirador de Rafael Nadal, aunque no lo practica.

Rodríguez Ponce considera que el problema en la juventud se debe muchas veces a los maltratos de los padres y que además se han apartado de Dios.

Deja tu comentario

Recomendamos - Liga de Ascenso