Connect with us

Embajadores

Salvadoreños destacan figura de William Reyes

El sitio Elsalvadorfc.com resaltó como nunca antes la labor del delantero hondureño William Reyes, a quien calificaron como una figura “mitológica debido a que el mes pasado se metió a la historia del fútbol cuscatleco al convertirse en su goleador histórico, gesta que logró en diez años de carrera en aquel país. A continuación la nota:

REYESLa noche del sábado, Williams Reyes lo volvió a hacer. Al igual que muchas otras jornadas llenas de gloria y gol, apareció para ser la figura trascendente y excluyente del partido. Aunque no necesite de valores externos para activar ese olfato de gol y esa experiencia decisiva en sus movimientos, el ambiente era estimulante: Óscar Quiteño. Santa Ana, Turba Roja, líder, recuerdos, vigencia, oportunidad, reto. Los “keywords” se combinaron para otra actuación determinante del oriundo de La Ceiba.

Dragón tiene muchas virtudes, especialmente su orden, su esfuerzo y la aplicación en las jugadas a balón parado tanto en defensa como en ataque. El toque de Nelson Ancheta le ha dado un carácter competitivo y combativo al equipo desde el torneo pasado pero para el certamen actual ha dado un paso adelante en calidad y convencimiento. Son tres victorias consecutivas y seis jornadas sin perder, para subir como la espuma en la tabla de posiciones un Clausura que tiene a muchos rezagados y a pocos escapados.

En ese panorama, Dragón se ilusiona. Y tiene con qué ilusionarse. Los goles fluyen de una fuente que parece inagotable y a la que el paso de los años le habrá quitado velocidad y potencia pero claramente le ha agregado conocimiento y serenidad. Muchas veces vemos la capacidad de Williams Reyes para resolver y son clases magistrales de definición, de esas que sólo se ven en los entrenamientos con la calma de la cotidianeidad y no con la presión de la exigencia de los resultados. 9 goles (casi 10, por el autogol provocado en la goleada frente a Alianza) en 10 jornadas disputadas en el certamen. Olfato intacto. Es un goleador de proporciones mitológicas.

Suma, suma y seguirá sumando anotaciones para engrosar sus números como máximo goleador histórico de la Primera División. Está vigente y lo demuestra jornada a jornada, física, futbolística y, sobre todo, mentalmente. Volvió a San Miguel para completar un ciclo, ese que lo trajo desde sus orígenes en La Ceiba con escala en Santa Rosa de Copán en ese ya lejano paso por el Deportes Savio y que lo llevó por un camino de títulos individuales y colectivos en el Occidente hasta transitar la senda de La Selecta, ida y vuelta. Y Dragón lo agradece. Está resultando aún mejor de lo esperado.

Para otro momento quedará el debate de si debe retornar a la selección o no para el nuevo proceso que algùn día comenzará, se espera. Lo de hoy es destacar lo destacable y aplaudir lo plausible, que no es poco. Williams Reyes con su aporte goleador le ha dado otro matiz al torneo y Dragón multiplica su alegría. No escupe fuego pero asusta, no intimida con alaridos pero amenaza con goles dolorosos, no es imaginario pero ya es leyenda.

Deja tu comentario

Recomendamos - Embajadores