Connect with us

Fútbol Nacional

Tenía que ser Osman Madrid

“Tenía que ser el Chavo del Ocho”, es una famosa frase de una serie humorística con la que se hace alusión a las múltiples “metidas de pata” del personaje principal. En este caso no nos referimos a la televisión, sino la vida real.

Osman Madrid quiso cambiar el parado del Olimpia, pero Vargas no se lo permitió.

Osman Madrid quiso cambiar el parado del Olimpia, pero Vargas no se lo permitió.

El director deportivo de Olimpia, Osman Madrid, ha sido famoso porque muchos consideran tiene injerencia en las determinaciones del club, situación que él ha negado constantemente, pero que en el clásico capitalino quedó claro que sí interviene.

Cuando Olimpia se quedó con diez hombres por la expulsión de Javier Portillo, el equipo albo pasó a línea de tres, la situación no le gustó a Madrid, quien de inmediato se subió a la cerca del sector de silla para ordenarle a Romell Quioto que se ubicara como lateral izquierdo.

Orden dada, orden cumplida, sin embargo cuando Héctor Vargas se dio cuenta de la modificación, corrigió y de nuevo mandó al futbolista de extremo.

Esto sacó de sus casillas al dirigente que parecía “león enjaulado”, hablaba constantemente con Marcelo Emmanules ya que Vargas no le paraba bola.

Cuando Olimpia se puso en ventaja con el gol inventado y el técnico albo mantuvo su postura de seguir con Quioto de extremo, entonces el descontento de Madrid fue más grande al punto que sin pensarlo dos veces gritó, “es que son unos estúpidos” y se fue del lugar.

Típica reacción de alguien que tiene poder, pero bien por el técnico que dejó claro que las decisiones en el campo las toma él.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional