Connect with us

Automovilismo

Protagonizan la muestra "James Bond en movimiento"

Los Aston Martin en los que James Bond escapa de sus enemigos sin despeinarse son un elemento icónico de la famosa saga británica del agente 007 que se podrán admirar junto a otros vehículos de lujo en una exposición en Londres.

INTEREl Museo del Cine de la capital británica, en Covent Garden, abre al público este viernes una colección de más de cincuenta automóviles, submarinos y avionetas que han aparecido en las 26 películas de la saga James Bond desde “Casino Royale”, la primera, de 1954, hasta “Skyfall”, de 2012.

Más de cincuenta años después del nacimiento del agente 007 siempre al servicio de su Majestad, los míticos vehículos en los que ha protagonizado emocionantes persecuciones se muestran por primera vez en Londres en la exposición “Bond in Motion (Bond en movimiento)” junto a miniaturas y modelos.

Un impactante Aston Martin “DB5” plateado, con volante de madera y llantas con muchos radios, que James Bond utiliza como vehículo personal es una de las joyas automovilísticas de la exposición.

La frenética carrera que protagonizó Pierce Brosnan, en el papel de Bond entre 1995 y 2002, al mando de ese coche en su primera aparición en “GoldenEye” contra la “chica mala” Xenia Onatopp, que conducía un Ferrari rojo, aparece en una secuencia proyectada en la pared junto al vehículo.

La banda sonora de suspense envuelve la sala y varias proyecciones recuerdan las persecuciones más trepidantes del agente secreto del MI6 más célebre del mundo del cine.

Impone por su elegancia el soberbio Rolls-Royce “Phatom III”, de 1937, negro y amarillo, que Sean Connery -el 007 más longevo de la historia- conducía en “Goldfinger”, la tercera cinta de la saga, de 1964.

Otro modelo de esa misma casa de automóviles, el Rolls-Royce “Silver Cloud II”, compite en belleza con un Jaguar verde y un Mercury Cougar “XR7” rojo que conserva los daños que sufrió en el rodaje de “On Her Majesty’s Secret Service (007 al servicio de su Majestad”), protagonizada por el australiano George Lazenby en 1969 -su única cinta-.

Las aventuras por el Támesis de Bond para cumplir las misiones que le encargaba “M”, representada por la veterana actriz británica Judi Dench, también tienen un hueco en la muestra.

El coche que se convertía en submarino apodado “Wet Nellie” y que pilotaba el apuesto Roger Moore se exhibe junto a un cocodrilo de plástico que el ingenioso agente utilizó para camuflarse y aproximarse por el agua a su enemigo en “Die Another Day (Muere otro día)”.

La exposición incluye también miniaturas de helicópteros y avionetas, pasaportes y armas utilizados por Bond, motocicletas, lanchas acuáticas y varios coches destrozados, que muestran el resultado de las escenas de más arriesgadas.

“Aunque el equipo reduce los riesgos lo máximo posible, todas las escenas que conllevan alta velocidad son peligrosas”, afirmó a Efe Ben Collins, piloto británico, seguidor de James Bond cuando era niño y actual doble de Daniel Craig en las últimas películas de la saga.

“La exposición es increíble, el ambiente es impresionante, hay mucha historia en un único lugar y la belleza de Bond es que siempre han sido coches reales, carreras de verdad, no hay imágenes creadas por ordenador, así que tienes cincuenta años de historia en un edificio dedicado a Bond”, señaló Collins, seguro de que al público “le va a encantar”.

La colección se ha mostrado antes en el Museo Nacional del Motor en Beaulieu, al sur de Inglaterra, pero esta es la primera vez que se presenta en la capital británica, donde estará durante todo el año.

“Bond es algo que nunca muere, como la película, es algo que siempre va a estar y que es parte de la historia del cine. Nadie ha hecho algo así, así que es muy importante en la historia”, dijo a Efe la actriz italiana Caterina Murino, que hizo de “chica Bond” en “Casino Royale” (2006), en la primera aparición de Craig como 007.

En su más de medio siglo de historia y a lo largo de veintiséis largometrajes, ocho actores han dado vida en la pantalla al agente secreto británico más elegante y valiente de todos los tiempos. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo