Connect with us

Boxeo

Chávez Jr. dice llegará preparado

Será porque es hijo de la leyenda del boxeo mexicano o tal vez porque prometió que está vez llegará bien preparado en todos los aspectos. O quizá porque dice ser un hombre más maduro, dentro y fuera del cuadrilátero.

boxeoPero Julio César Chávez Junior sigue como una de las principales atracciones del boxeo mexicano, al menos en San Antonio, donde buena cantidad de aficionados se dieron cita el jueves para verlo en persona.

Chávez enfrentará por segunda ocasión este sábado en el Alamodome de San Antonio a Brian Vera, quien para muchos fue el vencedor de la primera confrontación, aunque los jueces opinaron dierente.

“En la primera pelea no tuve una gran actuación y se me complico la pelea”, reconoció Chávez. “Pero este sábado voy a demostrar mi verdadero nivel y voy a ganar esta pelea con claridad para despejar las dudas que quedaron el pasado mes de septiembre”.

Ambos púgiles han tenido presentaciones públicas desde el martes. Chávez ha reconocido que el veredicto unánime de los jueces en septiembre pasado frente a Vera fue cerrado y controversial.
Pero es probable que su subconsciente traicionó este jueves. Abrió la conferencia de prensa con un agradecimiento a Vera y su equipo de trabajo por la oportunidad de revancha y de mostrar que aprendió la lección&

De inmediato corrigió.

“Yo no voy a depreciar a Bryan Vera, quien demostró en la primera pelea que un verdadero guerrero sobre el ring”, dijo. “Los ganadores el sábado serán los aficionados que verán una gran pelea que bien podrá ser una de los mejores del 2014”.

El hijo del ex campeón mundial mexicano Julio César Chávez reconoció que en el primer enfrentamiento su preparación fue escasa en tiempo y calidad.

Dijo que durante el año que estuvo suspendido por dar positivo en las pruebas antidopaje previas al combate que perdió frente a Sergio “Maravilla” Martínez, en septiembre del 2012, se descuidó por completo.

“Y pagué la factura”, dijo. “Es algo que jamás volveré a hacer, porque después me costó mucho trabajo bajar de más de 200 libras de peso a las 173 que estaba pactada la pelea”.

“Eso incluso puede pone en riesgo mi carrera, mi vida”, añadió. “Pero esta vez será diferente”.

Chávez recordó que tras la derrota frente a Martínez y el castigo por consumo de sustancia prohibida reconsideró su futuro profesional y estuvo cerca de optar por el retiro.

“Ahora estoy más motivado y en mejores condiciones que nunca”, mencionó. “Me preparé casi 15 semanas, voy a dar el peso sin problemas. Me siento y me veo mejor”.

Chávez tendrá su primera prueba sobre la nueva imagen y madurez que quiere proyectar este viernes en el Alamodome.

Poco más de 24 horas antes de que enfrente a Vera, se medirá con el que ha sido uno de sus peores enemigos más recientes, la báscula.

La pelea está pactada en Peso Supermediano, 168 libras. Si falla, el combate de cualquier manera se realizará, pero tendrá que pagar a Vera una indeminización de 250 mil dólares.

“No voy a tener problema de peso, ni voy a llegar demasiado desgastado; estoy bien”, anticipó. “Este sábado verán al mejor Julio César Chávez de los últimos tiempos; el que fue campeón mundial y dio grandes peleas”.

“Vengo a ganar”, añadió. “Quiero demostrar que sigo siendo uno de los mejores boxeadores del mundo”.

El promotor Bob Arum, presidente de la empresa dijo estar convencido de que Chávez estará en plenitud de facultades este sábado.

Dijo que una victoria era inminente para demostrar que sigue entre la élite del boxeo mundial, cerca de otra oportunidad de convertirse en campeón.

“Hay muchas opciones para él después de que gane este sábado”, dijo Arum. “Estoy seguro de que veremos a un gran Julio César Chávez, que es uno de los boxeadores premier a nivel mundial”.

“Regresará mejor que nunca”.

En la conferencia, todo fue tradicional, como sucede siempre par de días antes de una gran función.

Desde Arum queriendo vender ideas sobre los boxedores que representa, hasta los protagonistas prometiendo la mejor de las veladas este sábado.

Las únicas grandes diferencias es que también asistió un ukraniano, Savyl Lomochenko , queriendo entender español e inglés y que pretende convertirse en el primer campeón mundial con sólo dos peleas profesionales.

Lomochenko enfrentará al campeón mexicano Orlando “Siri” Salido, quien ostenta el cinturón Pluma de la Organización Mundial de Boxeo.

Y otra gran diferencia Chávez, quien subió al estrado por vez primera como padre; con su bebé Julia en brazos, y que pretende demostrar que dejó de ser Julito para convertirse en otro César del Boxeo.

“Ahora ya no sólo peleo para mí o los fans”, dijo. “Ahora es más importante porque todo lo que hago es por ella y para ella”. (ESPN).

Deja tu comentario

Recomendamos - Boxeo