Connect with us

Fútbol Nacional

Los olvidados

En 50 años de historia de la Liga Profesional de Fútbol de Honduras no solamente han participado los actuales 10 clubes sino, además, otros elencos históricos que lucen desaparecidos o perdidos en el pasado.

Atlético Morazán, desaparecido equipo militar, subcampeón nacional en 1981 con Carlos Padilla Velásquez.

Atlético Morazán, desaparecido equipo militar, subcampeón nacional en 1981 con Carlos Padilla Velásquez.

Pero para celebrar una fecha histórica vale la pena recordar a equipos que tuvieron sus etapas marcadas en el fútbol profesional, algunos de ellos subcampeones nacionales como Universidad, Atlético Morazán y Petrotela, así como otros que dejaron huella marcada en una liga que ha crecido, pero quizá no lo esperado.

LOS DESAPARECIDOS
De los equipos fundadores de la Liga Nacional, hay cinco que sobreviven todavía y nunca han descendido, Olimpia, Marathón, Vida, España y Motagua, a ellos se suma Platense, pero descendido en dos ocasiones: 1981 y 2012, aunque en la última adquirió la categoría del Necaxa y sigue vigente.

Las oncenas fundadoras del Troya, Atlético Español, Honduras y San Pedro (La Salle) desparecieron del fútbol profesional de primera división, pero en el caso del cuadro progreseño hoy surge un nuevo club con su nombre en el mismo lugar, 43 años después de su salida de la liga.

Atlético Español y Troya desparecieron a nivel de Liga Nacional, pero todavía tienen su semillero en ligas menores, por lo que no sería raro que alguno volviera por sus fueros a la Profesional, los primeros fundados por la familia Uclés Sierra y los últimos por los Padilla Velásquez. El Atlético Español vendió su franquicia a los militares y se llamaron Verdún y luego pasaron a llamarse Broncos de Choluteca, donde hasta 1981 fue una franquicia exitosa en la zona sur, pero en 1982 se fusionaron con la Universidad que acababa de descender. Un nuevo Broncos apareció en los años noventa, pero descendió casi de inmediato, pero hubo un nuevo intento al inició del presente siglo, pero apenas estuvieron cinco temporadas.

Muy pocos recuerdan al Lempira de Guaruma, un equipo aguerrido en los años setentas.

Muy pocos recuerdan al Lempira de Guaruma, un equipo aguerrido en los años setentas.

Troya fue un equipo que bajó dos veces, pero que en su estadía en la liga dejó el legado de muy buenos jugadores para otros clubes y selecciones nacionales. San Pedro que inicialmente se llamó La Salle, donde salió el primer goleador de la Liga, Enrique Grey Fúnez, desapareció del panorama profesional, pero se le recuerda por sus dos temporadas seguidas en la Profesional.

Otro equipo bien recordado es el Atlético Indio, club ascendido en 1967 y que incluso fue protagonista en las primeras temporadas de la Liga con grandes jugadores como los chilenos Alfonso “Garrinchita” Gutiérrez, Arturo del Carmen Díaz, Fariñas y otros, bien dirigidos por Carlos Padilla, quien los combinó con estrellas catrachas, que incluso fueron parte de la selección como Jaime Varela, Jorge Bran, Jorge “Indio” Urquía y José María “Chema” Durón, entre otros.

Los cafetaleros descendieron en 1974, pero regresaron en 1991 con Rubén Guifarro como entrenador, pero con una estadía corta, para luego ascender en 1996 con Mario Ramón Sandoval, pero su categoría fue vendida al Palestino, club que jugó cuatro temporadas y descendió.

Cómo olvidar a los “lecheros” del Broncos de la bella Choluteca, gran equipo sureño.

Cómo olvidar a los “lecheros” del Broncos de la bella Choluteca, gran equipo sureño.

También en La Lima surgió el famoso Lempira de Guaruma, equipo que jugaba de local en el estadio Morazán, tuvo dos temporadas aceptables y luego se esfumó. Otro equipo costeño desaparecido fue el Atlético Portuario, apenas un año en la liga, allí disputaba el clásico porteño con Platense.

Un equipo histórico fue la academia verdiamarilla del Federal, pero en Liga Nacional tuvo dos modestas etapas, la primera entre 1974 y 1977 que descendió y la última en 1999 cuando Miguel Escalante los ascendió, este equipo se vino abajo por la muerte repentina de Diógenes Cruz, un personaje que con sus amigos volvió a llevar al equipo a primera división.

En el departamento más grande de Honduras, Olancho, apareció el famoso Campamento de la misma ciudad, pero su paso fue efímero, aunque se le denominó “matagigantes” al ganarle a los grandes del país.

En el sur apareció el famoso Tiburones de San Lorenzo, aunque de local jugaba en Tegucigalpa, apenas estuvo una temporada en la Profesional.

El Súper Estrella de Danlí, un orgullo de la zona oriental del país en Liga Nacional.

El Súper Estrella de Danlí, un orgullo de la zona oriental del país en Liga Nacional.

Un equipo histórico desaparecido es el Atlético Morazán, ascendido por Carlos Padilla con el nombre de Atlético Fusep, logrando en su segunda temporada ser subcampeón nacional. El equipo en 1983 viajó a El Progreso y se llamó Juventud Morazánica, pero por falta de apoyo se fusionó con el Sula de La Lima, quien tuvo dos categorías, una en primera y otra en segunda.

Posteriormente apareció un equipo aguerrido de San Pedro Sula, los catrines del Dandy, quienes en la segunda campaña buscaron jugar de local en el estadio Miraflores de Santa Rosa de Copán, también se decía que era “mata grandes”.

Otro club sampedrano de historia son los millonarios del Independiente, equipo supuesto a ser fundador de la liga, pero que no clasificó en el torneo regional previo de 1964. Tuvo sus primeras dos temporadas en los ochentas, pero bajó a la segunda división, ascendiendo de nuevo en 1996 con Carlos Tábora como entrenador.

El recordado Tela Timsa tuvo dos ascensos a Liga Nacional, terminó con el nombre de Petrotela.

El recordado Tela Timsa tuvo dos ascensos a Liga Nacional, terminó con el nombre de Petrotela.

En el puerto Tela, oficialmente el primer equipo en Liga Nacional fue el Tela Timsa ascendido en 1984, pero que duró hasta 1986 su primera incursión, luego ascendió de 1989 y en 1991 pasa a llamarse Petrotela, quedando subcampeón nacional en la temporada 1992-1993 con el entrenador uruguayo Julio González, pero un año después descendió.

En el Bajo Aguán el pionero fue el EACI, club de la empresa campesina de isletas que entró fuerte en 1986, pero que descendió un año después, ellos jugaron en el estadio Municipal de Olanchito.

Un equipo que luchó durante años para ingresar a la Liga Nacional y que perdió muchos ascensos ante Platense, Victoria y Tela Timsa, fueron los “facilitos” de la Curacao liderados por el dirigente Francisco “Paco” Ávila, finalmente llegaron a la Profesional y descendieron en 1989, llamándose Nacional en la de ascenso y desapareciendo años después.

El primer club de oriente en la Profesional fue el Súper Estrella de Danlí, equipo que estuvo tres temporadas, teniendo entrenadores exitosos como Mario Griffin y Carlos Padilla, pero el apoyo fue retirado por su recordado dirigente Rodrigo Castillo Aguilar.

Los “millonarios” de San Pedro Sula hicieron un gran trabajo en la Liga Nacional en sus dos incursiones.

Los “millonarios” de San Pedro Sula hicieron un gran trabajo en la Liga Nacional en sus dos incursiones.

Deportes Progreseños fue un equipo alternativo en El Progreso, nunca tuvo el cariño popular del Honduras o de los cachorros del Lenca (no ascendieron), sin embargo, tuvieron muy buenas campañas hasta antes de desaparecer y vender la categoría en Segunda División al Domingo Savio (hoy Deportes Savio).

En 1992, con nuevos ánimos los militares lanzaban su tercer proyecto de fútbol en Liga Nacional, Real Maya, nombre patriótico, club que además ganó la primera Copa de la Liga Nacional, pero descendieron en 1999 al perder una final de descenso con el Vida. Vuelven a la Profesional en el 2001 pero por poco tiempo, llevando al equipo por razones económicas a Santa Bárbara llamándose Real Patepluma, una mala decisión ya que en el 2003 apenas juegan el Apertura, porque los jugadores embargaron los bienes del club y desapareció.

Uno de los clubes históricos de Honduras e insigne de Comayagua fue el Hispano, en su época, el único que contaba con su propio estadio, este equipo ascendió en 2005, pero dos años después se fue a pique, pero compró la categoría del Municipal Valencia, club que jugó en Tegucigalpa y Choluteca, pero que solamente estuvo dos temporadas.

El Atlético Indio, tradicional equipo capitalino que quedó en el recuerdo de la afición nacional.

El Atlético Indio, tradicional equipo capitalino que quedó en el recuerdo de la afición nacional.

También en la zona central hubo otro club histórico que surgió como el Ave Fénix, los rayos del Necaxa, ya que desde la intermedia llegó a Liga Nacional y este fue protagonista hasta que financieramente no pudieron seguir y vendieron su categoría hace dos años al Platense.

VIVOS Y SOÑANDO CON VOLVER

Oncenas históricas como los “pumas” de la Universidad, subcampeones nacionales y de CONCACAF con Alfonso Uclés Sierra en 1979 y 1981, además de submonarcas en 1983 con Chelato Uclés, hicieron una pausa en primera división y se preparan con nuevas estructuras de ligas menores, buscando revivir los años de gloria en la Liga.

Otro equipo que lucha para volver es el Atlántida de La Ceiba, una sola campaña en la Liga Nacional, en 1975, pero sus dirigentes no desmayan y siguen activando en la liga mayor ceibeña.

Hay otros equipos que pertenecen a la Liga de Ascenso que alguna vez jugaron en Liga Nacional como Atlético Olanchano (2 ascensos), Atlético Choloma, Sula de La Lima, Honduras de El Progreso, Real Juventud y Valencia, que también no descartan volver.

VENTAS SIN JUGAR EN PRIMERA

Los “facilitos” de la Curacao, un equipo vistoso y luchador en la Liga Nacional.

Los “facilitos” de la Curacao, un equipo vistoso y luchador en la Liga Nacional.

Hay muchos casos de ventas de categorías en la historia de la Liga Nacional, pero hay casos de equipos que nunca debutaron por vender la misma, entre ellos el Alianza de La Esperanza, Intibucá, ascendido por Alfonso Navarro, pero que fue transferida su categoría al Broncos de Choluteca, igual le sucedió al Atlético Gualala que tuvo que ceder la misma al Real Juventud de Santa Bárbara. Un caso aparte fue el Atlético Indio vendiendo la categoría al Palestino, ya que los cafetaleros sí jugaron antes en la Liga Nacional, logrando en ese momento su tercer ascenso.

Por: Geovanni Gómez
@geovannygo

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional