Connect with us

Más Deportes

La vida del pequeño Jackson

Muchos niños a la edad de 12 años no saben lo que son las obligaciones, las carencias, la falta de cariño de sus padres, pero la vida del pequeño Jackson Acdiel Andino Alvarado, para suerte no es así, a su corta edad ya conoce de responsabilidades, esfuerzo y trabajo para llevar dinero a su hogar y colaborar con los gastos.

Jackson Andino Alvarado, una vida de lucha.

Jackson Andino Alvarado, una vida de lucha.

Arrastrado por la necesidad y recomendado por su pequeño primo Gerson, quien también comparte con su diario vivir, llegó a las canchas de tenis del Complejo Deportivo José Simón Azcona Hoyo, a trabajar como bolero –recoge bolas en las canchas de tenis–, labor que desde el primer día le cambió la vida y le ha abierto una brecha para cumplir con sus sueños y olvidar las penas.

Gracias a su honradez, dinamismo y sacrificio, Jackson ha sobresalido en su labor a tal grado que en un año ya ascendió en sus funciones de ser bolero a guarda cancha. También inició con su carrera deportiva en una disciplina tan exigente como el tenis de campo, sobresaliendo en torneos regionales y locales.

BOLERO
Muchos infantes provenientes de familias de bajos recursos se acercan a la Federación de Tenis para solicitar un trabajo por horas que consiste en pasar las pelotas a las personas que practican tenis, a ellos les llaman “boleros”.

El pequeño sobresale en la categoría U-12.

El pequeño sobresale en la categoría U-12.

“Mi primo Gerson Castellanos, que también era bolero, me mostraba en la casa cómo se jugaba el tenis, a mí me gustó y fue así que vine a la Villa a solicitar trabajo y la señora Hulda Morel de la Federación de Tenis, aceptó y gracias a ella estoy aquí”, recuerda Jackson.

Según el pequeño tenista en sus funciones como bolero gana 30 lempiras por hora, trabajo de mediodía que cuando es bueno, le deja un ingreso de 200 diarios y hasta más cuando las personas que sirven son desprendidas.

“Estuve como bolero como un año ahora mi función es ser guarda cancha, labor que consiste en cobrarle a las personas que utilizan la cancha, también colaborar con las diligencias de la federación, es un puesto alto pues me genera la mitad de las ganancias y así me sirve para darle a mi abuelita para los gastos de la casa”.

PROSPECTO
Pero no todo es trabajo y seriedad en la vida de Jackson, en los ratos libres junto a los demás boleros practican y aprenden los fundamentos del tenis y con el tiempo ya compiten en los torneos regionales y nacionales.

En sus ratos libre deja sus funciones de guarda cancha o bolero y entrena tenis.

En sus ratos libre deja sus funciones de guarda cancha o bolero y entrena tenis.

Jackson no fue la excepción y así como han salido campeones y referentes en este deporte como Calton Álvarez y Keny Turcios, entre otros, el pequeño ha sabido aprovechar la oportunidad y de demostrar sus cualidades con la raqueta.

“Recuerdo que en mi debut perdí, pues me puse nervioso y eso hizo que perdiera los partidos, pero después participé en otros torneos donde quedé primero, como en los Juegos Federados, Celebremos Juntos en Navidad y el Regional”.

“Ahora quiero mejorar más mis cualidades, me falta tener mayor precisión, fuerza en mis remates quiero ser como Keny Turcios un gran jugador de tenis y también me gustaría jugar como Djokovic”.

Según sus demás compañeros y miembros de la Federación de Tenis, como la administradora Hulda Morel, Jackson es un niño ejemplo para el resto de los boleros, responsable, trabajador y con el tiempo llegará a ser un gran tenista.

ABUELITA

El tenis ha servido como vía de supervivencia y de recreación a Jackson Andino.

El tenis ha servido como vía de supervivencia y de recreación a Jackson Andino.

Jackson, de 12 años, relata que vive en la colonia La Era, junto a su abuela materna María Félix y su tía, pues su madre murió atropellada en 2006 cuando él apenas tenía cuatro años y que a su padre no lo conoce, pues antes que naciera viajó a los Estados Unidos de forma ilegal.

“De mi mamá tengo pocos recuerdos, ella murió atropellada en el anillo periférico y mi abuela es quien me cuida junto a mi tío y su esposa, por eso decidí venir a trabajar a la Villa y ahora con lo que gano aquí le ayudo a ella y compro mis cosas, mi papá me ayuda pero solo en Navidad que me manda para la ropa”.

El encargado de las canchas menciona que el tenis le ha servido para mejorar su vida, pues cuando no va a clases pasa todo el día en la Villa, además le exigen a llevar buenas notas en sus estudios y acudir a la iglesia.

“El fútbol me gusta poco, soy seguidor del Motagua, pero casi no lo jugamos, nuestro deporte es el tenis, por nosotros pasaríamos jugando todo el día, para mejorar y después ganar los torneos fácilmente”.

DOCTOR
Además de ser un buen trabajador y deportista, el infante también es un aplicado alumno de la escuela Juan Ramón Molina, donde cursa el séptimo año y su índice promedio es de 95 por ciento.

“En la escuela mi índice es de 95 y en otras tengo 100, voy a primero de ciclo y mi sueño es graduarme de doctor, ya tengo ofertas de ayuda de personas que practican tenis para mis estudios en la universidad, como don Juan Carlos y Karla de Fúnez, ellos son muy buenos conmigo y me dicen que si sigo bien en mis notas me van a ayudar para estudiar medicina”.

Hugo Navarrete
@hugonavarrete81
MÁS

Deja tu comentario

Recomendamos - Más Deportes