Connect with us

Embajadores

Mendoza pagó fianza para quedar en libertad

El guardameta hondureño José Mendoza y siete compañeros de Xelajú de Guatemala, se entregaron este lunes a la policía del vecino país para declarar contra las acusaciones de agresión por el jugador del mismo club Mario Humberto Rodas Ramírez, que los denunció ante el Ministerio Público, al que le tuvo que depositar 5 mil quetzales de fianza para quedar en libertad. Sin embargo, seguirá siendo investigado.

INTER1El defensor de la portería hondureña en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y sus compañeros, son acusado de violencia física; agresión sexual con agravación de la pena y maltrato contra las personas menores de edad. Según el juzgado Segundo de Primera Instancia Penal de Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente de Quetzaltenango, desde el 26 de diciembre del año 2013.

El relato de la víctima
Los hechos ocurrieron el 20 de diciembre cuando el juvenil se presentó al estadio Mario Camposeco para entrenar. Según el jugador, le indicaron que el entrenamiento comenzaría las 3:30, sin embargo le pidieron que llegara a las 3:00 para cambiarse.

Los deportistas se presentaron a la sede de la delegación de Investigación Criminal de la Policía Nacional Civil, ubicada en la 8a. calle 31-75, zona 1 de Quetzaltenango, donde se les notificó la orden de captura que existe en su contra y fueron capturados y consignados al tribunal que los reclama.

Al llegar al recinto deportivo el jugador fue conducido a los vestidores. “Cuando entré a los vestidores me encuentro a todos los jugadores de la mayor… se acercan Sergio Morales, Israel Silva y Kevin Arriola con una máquina y tijeras, luego Israel Silva viene y me agarra”, relató Rodas, que indicó que después de esto trató de defenderse pero al empujar a Sergio Morales este reaccionó violentamente.

“Sergio Morales me agarró de los testículos me los empieza a apretar. Se acerca Kevin Arriola con la máquina y me empieza a cortar el pelo… no aguantaba el dolor del apretón de testículos, estuvo cinco minutos agarrándomelos”, señala el juvenil, que indica que después de esto le hicieron doble fila para golpearlo.

Además de esto, Mario Rodas señala que el técnico lo hizo entrenar y al finalizar la práctica continuaron los abusos.

“Yo estaba agachado y un jugador, no sé si era Juliano Rangel o el portero hondureño que acaba de venir, me pone su pene en la cara y yo sin poder hacer nada, porque Sergio Morales tenía las tijeras arriba de mi”, añade el jugador.

El caso del jugador de las inferiores de Xelajú sigue en reserva y la incertidumbre predomina en el campamento lanudo, donde el Ministerio Público podría realizar aprehensiones en cualquier momento contra los jugadores señalados, que gozan de un permiso especial de la Directiva del equipo para no presentarse a los entrenamientos.

“Lo único que quiero es que se sepa el tipo de jugadores hay en Xela”, señala la madre del futbolista, Elsi Ramírez.

Los detenidos son: José Alberto Mendoza Posas, de 24 años, Kevin Eduardo Arriola García, de 22, Milton Gari Leal Hoenes, de 31, Sergio Fernando Morales Araya, de 40, Julio Francisco Estacuy Reyes, de 29, Edgar David Chinchilla López, de 26, Juliano Rangel De Andrade, de 31 e Israel Silva Matos De Souza, de 32.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Embajadores