Connect with us

Más Deportes

Sóftbol: Una tradición de 30 años

El 1 de enero de 1984 se jugó por primera vez el partido de sóftbol organizado por la familia Ochoa Vásquez para honrar a destacadas personalidades, convirtiéndose en una tradición de 30 años.

Adultos y niños se suman a la celebración del tradicional partido.

Adultos y niños se suman a la celebración del tradicional partido.

Este encuentro, que se disputa el 1 de enero de cada año, reúne a los amantes del sóftbol en la cancha de los Bravos y la Fuerza Aérea Hondureña. La familia Ochoa Vásquez se une al equipo Astros.

“La celebración del partido para comenzar un nuevo año surgió con el fin de tributar honor a los seres queridos y personas que han contribuido con el crecimiento de este deporte”, expresó Gilberto Ochoa Vásquez.

Dijo que es una actividad que se convirtió en tradición, que espera siga por muchos años con las generaciones que vienen surgiendo.

Abuelos, padres, hijos, sobrinos, nietos, amigos, todos se hicieron presentes para revivir los mejores momentos del pasado 2013 y también para organizar, trazar metas y objetivos para el año 2014, y qué mejor manera que con un entretenido duelo del deporte de la pelota suave.

Los Ochoa son una familia amante del sóftbol; la mayoría de sus integrantes conforman el equipo Astros de la Liga Central de Sóftbol, que en el 2013 llegó a 38 años de fundación.

Con el disputado y ameno partido, la familia Ochoa cumplió 30 años consecutivos de desarrollar el juego de festejo y de bienvenida al año nuevo.

El partido se volvió atractivo y ganó el equipo “A”.

El partido se volvió atractivo y ganó el equipo “A”.

Esta familia ha sido tradicionalmente de deportistas, porque existen beisbolistas, futbolistas y softbolistas, y el juego del miércoles fue en honor a Pablo Mena.

El choque fue disputado por el equipo “A” de Gilberto Ochoa Vásquez y el “B” de Alejandro Ochoa, saliendo victorioso el primero por 6 carreras a 2.

En esta vez no hubo reconocimientos particulares, solo para el ganador del juego. Para honrar la memoria de Pablo Mena, se dio un minuto de aplausos.

Durante la actividad, los presentes disfrutaron en un convivio preparado para la fecha especial y no podía faltar el brindis. En esta oportunidad no asistió la “Abuela Chong”, que otras veces ha sido homenajeada.

La familia Ochoa Vásquez se une para celebrar la venida del nuevo año.

La familia Ochoa Vásquez se une para celebrar la venida del nuevo año.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más Deportes