Connect with us

Fútbol Nacional

Mauricio Castro Por confiado salí del New England

TEGUCIGALPA.- El sueño y el objetivo de todo futbolista es sobresalir a nivel local y luego brillar con luz propia en el extranjero, alcanzar ese objetivo es cumplir con la ilusión trazada. Este sueño se le esfumó de las manos al volante catracho Mauricio Castro, quien no pudo concretar su misión personal en su primera experiencia fuera de nuestras fronteras.

Mauricio Castro

La ilusión, las fuerzas, el deseo y lo más importante las cualidades para alcanzar esta meta siguen latentes en el ex futbolista de Motagua, Hispano y Olimpia, entre otros.

Castro tuvo un paso por la MLS de los Estados Unidos, en el equipo New England Revolution, y cuando logró llegar a su mejor nivel y ocupar un puesto en el cuadro titular, surgió algo inesperado y difícil de aceptar, un golpe en el último juego de la temporada se convirtió en problema que lo alejaría de su equipo.

El futbolista comentó que en el último juego de los playoff en el 2009, ante el Chicago Fire, tuvo un fuerte choque con el mexicano Cuauhtémoc Blanco, el dolor en esos momentos era controlable y el catracho no reportó su molestia y así finalizó el partido, su club quedó eliminado y Castro no reportó su malestar.

El problema inició cuando retornó a los trabajos del equipo, el leve golpe que se imaginó resultó ser una rotura de cartílago, desde ese entonces comenzaron los problemas, el equipo no se quiso hacer cargo de los gastos médicos y el hondureño tuvo que pelear con el equipo para cubrir los gastos médicos, rescindiendo de su contrato.

De su dinero tuvo que pagar la operación y su recuperación. Los días difíciles están en el olvido,  ahora a sus 29 años considera que aún tiene calidad en sus botines para recuperar el tiempo perdido, sobresalir en el país y luego volver a saltar al extranjero.
      
¿Cuál fue el problema para dejar al New England Revolution de la MLS?
La principal razón fue mi lesión, eso me afectó mucho, me lesioné y ellos no se querían hacer cargo de los gastos médicos y al final terminamos mal, tuve que reclamar, no querían ni pagar mis salarios, entonces acudí a las autoridades de la Liga para solventar el asunto, me da pesar porque salí de ahí no por mal rendimiento, siempre di todo lo mejor de mí.

¿Le ganó el caso al New England?
Gracias a Dios sí, lastimosamente tenía todavía contrato con ellos, ahora mi mente solo es volver a las canchas.

¿Cómo y qué tipo de lesión fue?
Fue una patada que me dio Cuauhtémoc Blanco, en el tobillo, era el último partido de los playoff, pensé que era un doblón normal, seguí jugando, cuando finalizó el juego no podía pararme, pero como era el último juego no lo reporté, pensé que con hielo lo solventaría y me vine a Tegucigalpa a pasar vacaciones y aquí noté que era grave la lesión.

¿No reportó su molestia con los médicos del club?
Ese fue mi error, no lo hice, nunca me imaginé que iba a ser grave, había tenido lesiones peores como esquinces y creí que era normal, cuando regresé a la pretemporada no podía correr, me hicieron los análisis y encontraron la lesión en el cartílago del tobillo y no quisieron hacerse cargo porque pensaron que aquí me había lesionado.            

¿Qué pasó después?
Tuve que operarme con el doctor Oscar Benítez, estuve un mes utilizando muletas para no mover el pie, y todos los gastos de cirugía y terapia tuve que pagarlos de mi bolsa, fueron alrededor de 90 mil lempiras.

¿Cómo toma esta experiencia?
Hay que aprender siempre de todo, yo lo tomo como algo positivo, porque cuando me exigieron jugar con todo, lo hice y cumplí, jugué casi 40 partidos como titular y a un nivel alto, y la gente  del equipo estaba contenta con mi trabajo, lastimosamente la lesión afectó todo.   

¿Cree que fue un error no reportar el golpe?
La verdad sí, me confié, pensé que era algo leve, me vine de vacaciones con mi familia, nunca corrí, ni jugué con mis amigos, sólo hacía pesas para los hombros y brazos, creo que fue mi error, y algo que me ha hecho cambiar.

¿Cuántas temporadas en la MLS?
Jugando de titular una, y dos de suplente, desde el 2008 que me fui de Olimpia.

¿Cómo se encuentra actualmente?
En estos momentos estoy entrenando de manera propia, gracias a Dios estoy bien físicamente, trabajo a diario para llegar a mi mejor nivel y estar listo para jugar en cualquier equipo que se interese en mis  servicios.
  
¿Ha recibido ofertas de equipos locales o extranjeros?
Sinceramente en estos momentos no tengo una concreta, estoy esperando que salgan, para volver a demostrar que todavía tengo condiciones y ayudar a la institución que me requiera, he tenido algunos acercamientos pero nada claro.

¿Su meta en el 2011 es volver a jugar profesionalmente en el futbol hondureño? 
Sí,  con la ayuda de Dios creo que lo podré lograr, para eso estoy entrenando fuerte, con programas que me han dado amigos preparadores físicos y sobre todo con la esperanza de volver a jugar en Liga Nacional o si se da en el extranjero, mi representante me está ayudando y ojalá en los próximos días se resuelva todo.

¿Quedan pocos días para el inicio del torneo, teme quedar sin equipo?
La verdad no me apresura, tengo mi representante que está trabajando para colocarme ya sea aquí o afuera, la verdad no es mi prioridad, pero sí deseo volver a jugar, me toca esperar y estoy trabajando fuerte. 

¿La lesión ya está superada?
Sí, estoy ya llegando al 100 por ciento de mi recuperación, gracias a Dios y a mis familiares que me han ayudado, estoy listo y deseoso de jugar.

Por: Hugo NAVARRETE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional