Connect with us

La Bicolor

Sólo los mundialistas del 2010 serán inmortalizados

TEGUCIGALPA.- Son pocas las ocasiones en que el arte y el deporte confluyen, sobre todo siendo actividades con porcentajes tan dispares de interés. El fútbol es pasión y pseudo-religión de los hondureños; el arte, desafortunadamente no goza del número de adeptos ni de mecenas que debería tener.

Su próximo trabajo será un busto del general José Trinidad Cabañas.

El artista plástico, Jesús Zelaya, es uno de los principales expositores del arte hondureño, tanto nacional como internacionalmente. A él, la Federación Nacional Autónoma de Fútbol (Fenafuth) le encomendó la responsabilidad de crear un monumento que inmortalice a la Selección hondureña que participó en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Zelaya, en un mano a mano con LA TRIBUNA, reveló algunos detalles de la escultura, la que, según sus propias palabras, combina la historia “catracha” y del mundo con el esfuerzo puesto por los futbolistas hondureños para lograr un cupo en el máximo evento futbolístico.

En las artes, ¿cómo y cuándo se inicia?
El que va a ser zompopo ya viene cabezón, siempre supe que me dedicaría a las artes; es por eso que en 1969 ingresé a la Escuela Nacional de Bellas Artes, la cual hace una gran labor pero también tiene muchas cosas criticables. Recuerdo que una vez el consejero me sacó dos veces por andar descalzo, ya que no tenía dinero para comprar zapatos.

¿Tiene equipo en la Liga Nacional?
Ninguno, mi equipo es el de la cultura.

¿La Fenafuth lo designó para construir un monumento a la Selección?
 Sí, fue a mí a quien asignaron la importante misión de inmortalizar la clasificación al Mundial de Sudáfrica y a sus jugadores.

¿Y a los mundialistas de 1982?
No, a mí únicamente me pidieron hacer una escultura dedicada a los 47 jugadores que participaron en el proceso que culminó con la clasificación al Mundial de Sudáfrica, porque es lo que estamos viviendo ahora; uno para los del ‘82 tendrían que mandar a hacerlo los protagonistas de esa película, el Mundial de España pasó y lastimosamente no les hicieron nada.

Esta obra seguramente despertará la nostalgia en muchos.

Esa decisión, ¿quién la tomó?
Fue decisión de Fenafuth, pero pienso que la administración de aquella época se quedó corta en el sentido de hacer algo para ser recordados.

De todos sus trabajos previos, ¿es este el de mayor relevancia?
No, tengo muchas obras acá en el país y en el extranjero, y todas han sido tratadas con responsabilidad y profesionalismo. En cuanto a cobertura mediática sí, ya era hora que elaborara algo así para el fútbol hondureño.

La instalación de la obra, ¿cuándo se hizo?
Hace aproximadamente una semana en las afueras del estadio Olímpico, está en el lugar que han escogido las autoridades para que todos los hondureños la aprecien y sean testigos de un pedazo de la historia del fútbol hondureño, porque allí se logró la clasificación.

¿Qué comentarios ha recibido?
He escuchado algunos que no me han agradado, sobre todo viniendo de profesionales que me parece que opinan por ignorancia. Creo que debe existir la cultura, si uno no sabe de la misma, es mejor quedarse callado. Este monumento no fue un capricho, sino un trabajo de seis meses y como artista merezco respeto. Yo admiro mucho a la gente de México. El mexicano es para el mexicano, si ese monumento se hubiera hecho en el extranjero, entonces muchos estarían felices.

Su inspiración, ¿en qué se basó?
Primeramente me documenté, estas obras no se hacen por invención o por capricho de uno, siempre hay elementos de juicio que se deben tomar en cuenta, pero más o menos fue así: Primero, La Copa Mundial; segundo, el Mundo y tercero, Honduras y lo que hacemos sus habitantes. Nuestro país ya tiene su Copa Mundial. Muchos critican que no metieron goles, lo importante es que fueron y que dieron un paso; eso no quiere decir que no tengamos capacidad para ir más allá.

¿Cuándo la develan?
En diciembre. El señor (Rafael Leonardo) Callejas anunciará con anticipación la fecha exacta y los detalles de la develación, hasta entonces no puedo mostrarlo.

Jesús Zelaya asegura que la decisión de dejar fuera a la Selección de ’82 del monumento, la tomó la Fenafuth.

Hablando de costos, ¿cuánto vale más o menos una obra de este tipo?
Hablar de números para mí es un tanto complicado y no es solamente por la inseguridad, sino que voy por cosas más profundas. Por ejemplo: ¿cuánto costó el monumento a Francisco Morazán? Si alguien me responde eso, entonces yo responderé. Esto es algo que para mí no tiene precio. Sea cual sea, no vale nada comparado al valor de la historia.

Ya explicó que no puede mostrarlo, ¿podría describirlo?
Tiene forma de Copa (del Mundo). Está elaborado en estilo impresionista, espontáneo, así como cuando los futbolistas marcan un gol. Hay 47 jugadores que vienen ascendiendo por la copa; la ubicación va de acuerdo al tiempo de participación de cada uno. Hay una escena de Noel Valladares lanzándose, porque fue el jugador más destacado, aunque ningún jugador tiene rostro. Todo está adornado con elementos mayas.

En la parte superior está el mundo, luego se destaca Centroamérica y Honduras. Desde la parte de nuestro país desciende nuestro pabellón y abraza a los jugadores. En la parte baja están escritos los nombres de todos los futbolistas; todo el monumento descansa sobre un balón transparente, porque del balón parte todo.

¿Y del cuerpo técnico y directivos?
No, sólo está contemplado que aparezcan futbolistas, porque son los que se fajaron y salieron a jugar.

¿Cuánto mide y en qué material la elaboró?
4.5 metros de altura aproximadamente; está elaborada en bronce con un 80 por ciento de calidad. Su pátina es natural que se obscurecerá con el tiempo.

A partir de acá seguramente habrá tela que cortar, sobre todo porque a lo mejor surgirá el justo reclamo de tantos otros que también libraron épicas batallas en nombre de la patria y sus colores, pero que hoy, por desidia de alguien, viven en el anonimato, por lo que la historia junto a las autoridades aún tienen una deuda pendiente con ellos.
Por: Rudy Urbina/Víctor Colindres

PERFIL
Nombre: Jesús Zelaya
Estado civil: Soltero con muchos hijos (de acuerdo a sus propias palabras)Profesión: Escultor; también es grabador, pintor y dibujante
Tiempo de ejercerla: 40 años

Lugar y fecha de nacimiento: Tegucigalpa, 8 de septiembre de 1954.

Sus trabajos se encuentran distribuidos en varios países del mundo, incluso, algunos están en manos de entre 20 y 25 ex presidentes de distintas naciones.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor