Connect with us

Béisbol

Gigantes eliminan a Bravos y jubilan a Bobby Cox

Redacción EE.UU., (EFE).- Noche histórica de contrastes, emociones, nuevos errores y el adiós definitivo del legendario manejador Bobby Cox después que los Gigantes de San Francisco vencieron por 3-2 a los Bravos de Atlanta en el cuarto partido de la serie de división de la Liga Nacional, que ganaron 3-1.

Los Gigantes, que vuelven a la Serie de Campenato del “Viejo Circuito” por primera vez desde la temporada del 2002, tendrán como rivales a los Filis de Filadelfia, que defienden el título y el banderín de campeones.

Los Filis llegan como los grandes favoritos después de haber barrido (3-0) a los Rojos de Cincinnati en la primera serie de división.

Como sucedió en todos los partidos, al final sólo una carrera fue la diferencia en el marcador, pero de nuevo y por segunda vez consecutiva cayó del lado de los Gigantes, que siempre tuvieron como mejores aliados a los defensas de los Bravos, que fallaron con errores en los momentos decisivos.

Mientras que los Gigantes se encontraron con el jardinero central Cody Ross, el pelotero que le quitó en puesto en el equipo para la fase final al dominicano José Guillén, en el bate oportuno que remolcó dos carreras, incluida la primera y la de la victoria.

Ross pegó jonrón solitario en la parte alta del sexto episodio y sencillo impulsador de la carrera del triunfo en el séptimo que anotó el receptor novato Buster Posey.

De nuevo la jugada clave iba se iba a dar con un error defensivo que esta vez cometió el campocorto venezolano Alex González al hacer un mal lanzamiento a segunda.

El triunfo, como sucedió en el tercer partido, también pudo haber caído del lado de los Bravos, pero su defensa nunca estuvo acertada y aunque el segunda base Brooks Conrand no jugó tras haber cometido la noche anterior tres errores, que les costó la derrota a su equipo, al final fueron ellos sus peores enemigos.

El abridor novato, el zurdo Madison Bumgarner, de 21 años, se combinó con tres relevista para conseguir su primera victoria en el debut en la fase final.

Bumgarner (1-0) lanzó seis entradas con seis imparables y dos carreras limpias, dio una base por bolas y abanicó a cinco bateadores rivales.

El novato Bumgarner se convirtió en el segundo abridor más joven que gana un partido que decide una serie de la fase final en la historia de las Grandes Ligas.

El más joven sigue siendo el ex lanzador venezolano Fernando Valenzuela que lo consiguió en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en 1981.

El relevista intermedio, el dominicano Santiago Casilla le quitó la pelota para lanzar una entrada y dos tercios con imparable permitido y dos ponches.

El boricua Javier López sacó el último “out” del octavo episodio y el cerrador Brian Wilson aseguró la victoria al trabajar el noveno para quedarse con el salvamento.

Aunque Wilson puso a dos corredores en circulación con un “out” en la novena entrada, al final encontró la manera de conjurar el peligro al dar dos bases por bolas y abanicar a un rival.

La derrota fue para el veterano abridor Derek Lowe que lanzó seis entradas y un tercio con efectividad para al final tampoco tuvo la ayuda del bateo de su equipo, como le sucedió en el primer partido de la serie que perdieron por 1-0.

Lowe (0-2) espació sólo dos imparables, pero permitió las tres carreras de los Bravos, incluida la sucia, regaló dos boletos y abanicó a ocho bateadores.

La derrota hizo que llegase el final profesional para Cox, de 69 años, que por todos los rincones del “Turner Field”, de Atlanta se vieron carteles dándoles las gracias por su gran aportación profesional y ganadora con el equipo.

La que mejor resumió todo el agradecimiento a Cox por su labor fue la frase que apareció en el vídeo gigante del campo al concluir el partido con un “Thank You, Bobby Cox”, mientras que se escuchaba la canción de “Georgia On My Mind” a través de todo el estadio.

Los Bravos volvieron a perder una serie en el Tuner Field cuando se iba a decidir, la octava desde que se inauguró para el béisbol en 1997 después de haber sido el Estadio Olímpico para los Juegos de Verano de Atlanta 1996.

Cox ya no podrá cambiar esa mala racha, pero si se va cuando ocupa el cuarto lugar en la lista de los manejadores con mas triunfos en la historia de las Grandes Ligas (2.504 victorias).

Los Bravos con Cox también llegaron 15 veces a la fase final y consiguieron el titulo de la Serie Mundial en 1995, mientras que otra temporada más fueron los Azulejos de Toronto los que estuvieron en la competición de octubre.

Un aficionado de los Bravos portaba un letrero implorando al equipo “Lo ganen por Bobby”, pero Ross y los Gigantes no andaban de ánimo para sentimentalismos.

Ni siquiera con la conveniencia de saber que el quinto juego regresaría a San Francisco y que el astro Tim Lincecum estaba descansado y preparado para trabajar después de un desempeño de dos imparables y 14 ponches en el primer juego.

Ahora, Lincecum está listo para abrir el primer juego de la serie de campeonato de la Nacional contra Roy Halladay, quien lanzó un juego sin hit la semana pasada en su debut en postemporada.

Filis y Gigantes dividieron honores en seis juegos esta temporada y el duelo de pitcheo entre Halladay y Lincecum se presenta como algo que puede ser histórico.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol