Connect with us

La Bicolor

La selección, un honor menospreciado

Mientras en otros países de mayor trayectoria futbolística y riqueza cultural, es un sueño hecho realidad, un verdadero honor, representar al país, en Honduras para mal, a veces no suele ser igual.

En incontable cantidad de ocasiones, hemos escuchado a nuestros deportistas expresar su orgullo y alegría, por ser uno de los elegidos para defender el deporte hondureño y, sobre todo, cuando se trata de las Selección Nacional de fútbol la frase común es: “un sueño hecho realidad”.   

Y eso nadie que haya practicado deporte puede dudarlo, porque si bien es cierto a nivel de clubes pueden alcanzar éxitos futbolísticos, sobre todo económicos, sólo defendiendo los colores nacionales se puede tocar la gloria.

Si no, que se lo pregunten a Pelé o Maradona, que habiendo ganado todo con sus clubes, las victorias con sus selecciones son las que los han vuelto “inmortales”. Algo que por ejemplo le falta al mejor jugador del momento Lionel Messi, quien después de tantos éxitos alcanzados en Barcelona, aún tiene una deuda pendiente con su país, y él así lo siente y lo sufre.

Es que la selección es mucho más que un equipo de fútbol, más que cualquier contrato millonario. Es el conjunto de hombres elegidos para representar a todo un pueblo, que como mínimo espera que ellos demuestren garra, amor por la camiseta.

Está más que claro que los futbolistas, al igual que el resto de la sociedad, se deben a un trabajo (equipo), del cual dependen sus familias, por lo que deben respetarlo y cuidarlo, pero al igual que los demás, también tienen un compromiso moral con Honduras.

Ningún buen hondureño puede negarse a servir a la patria, cada quien desde donde le corresponda, y en este caso a ellos es en la Selección Nacional.

Es lamentable observar cómo aquellos que antes de consolidarse pedían a “gritos” una oportunidad en la Selección, misma que les sirvió de vitrina para llegar a donde están, ahora se valen de cualquier situación para no ser convocados.

Lo anterior lo escribimos tras la “burla” realizada por Wilson Palacios, Hendry Thomas y Maynor Figueroa, quienes no atendieron la convocatoria por estar “lesionados”. Sin embargo, eso no impidió que jugasen con sus clubes.

Sin duda que en este momento sus equipos los necesitan mucho más que Juan de Dios Castillo, pero no es excusa para engañar; mejor que hablen con la verdad que se les sabrá comprender, ya que todos nos debemos a un trabajo.

Deja tu comentario

Recomendamos - La Bicolor