Connect with us

Fútbol Nacional

El “Cuate” Castillo, no debe inventar

Después de los dos amistosos ante El Salvador y Canadá, quedó evidenciado que la tarea que le espera al técnico interino, Juan de Dios Castillo, es muy complicada, ya que contra el tiempo y la poca paciencia de una afición que, al convertirse en “mundialista”, ya no quiere un seleccionado participador, deberá formar a la brevedad una selección ganadora.

La llave a la continuación en el mando de la selección es clara: el “Cuate” deberá ganar la Copa de Naciones de Uncaf, para gozar del respeto y el apoyo total de aquellos que aún lo adversan.

Ese será el punto de partida de la nueva generación que comanda Castillo, la cual sin duda alguna carece de potencial ofensivo, debido a que en este momento no existe un hombre gol, que haga olvidar a Carlos Pavón y compañía.

El primer pasó ya lo dio al convocar a un grupo rejuvenecido, el cual es apoyado por algunos sobrevivientes del proceso eliminatorio anterior. Pero esa decisión se ve contrastada con esta última convocatoria, en la cual sorprendió el nombre Iván Guerrero, sin duda alguna un gran jugador que siempre ha demostrado mucho profesionalismo.

Pero al incluir a Guerrero, quien tiene en su historial tres eliminatorias, 2002, 2006 y 2009, (en esta última quedó marginado en la recta final), se rompe con la filosofía de renovación, pensando en que Iván cumplirá 33 años en noviembre a falta de cuatro para que se dispute el Mundial.

Y si bien en la bicolor deben estar los mejores, independientemente de sus edades, pienso que al incluir a Guerrero se da un paso hacia atrás en la búsqueda de una generación que le dé nuevas alegrías al balompié hondureño, ya que en ese mismo puesto existen nuevos valores sedientos de una oportunidad.

Insisto, Guerrero siempre dio lo mejor por la selección y estoy seguro que ahora que le toca volver a enfundarse la casaca nacional volverá a dar lo mejor de sí. Pero la pregunta que surge al conocer su convocatoria, es si se recurrirá de nuevo a los mismos de antes, porque sí él regresó, por qué no Danilo Turcios, Amado Guevara, Julio César “Rambo” León, Walter “Pery” Martínez, etcétera.

A qué apunta Castillo con este llamado, ¿a formar un equipo maduro que gane la Copa de Naciones, pero que llegue “cansado” a la eliminatoria? Es decir, el seleccionador en su afán de mantener su puesto, no debe perder de vista el horizonte.

Si bien es cierto, el requisito de su continuidad a todas luces pasa por ganar el torneo centroamericano, algo que no se consigue desde hace 15 años, resulta más importante para él y todos los que trabajan en la selección Nacional, formar un equipo que logre la clasificación al Mundial de Brasil 2014.

Y para lograr conjuntar un plantel mundialista, se debe aprovechar al máximo cada partido, cada entreno, cada torneo, que es donde estos nóveles seleccionados encontrarán su mejor nivel, para competir en una eliminatoria que se avecina muy complicada.

Así que, el “Cuate” no debe inventar y traicionar su propia idea. No hay que tener miedo a la renovación, al cambio. Hay que ir por todo o nada y del lado periodístico y aficionado, saber entender que no será sencillo, se pasará por malos momentos, pero hay que darle tregua a Castillo y sus muchachos, y trabajar con visualización en el presente para recoger los triunfos en el futuro inmediato.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional