Connect with us

Tenis

Davis: Altura y cancha obstáculos para los estadounidenses

BOGOTA (AP) — La altura de Bogotá y la cancha lenta de arcilla son algunos de los obstáculos que encararán los tenistas estadounidenses en el duelo ante Colombia por el repechaje al Grupo Mundial de la Copa Davis.

Estados Unidos buscará mantenerse mientras Colombia intentará acceder a partir del jueves en el escenario acondicionado en el ruedo de la Plaza de Toros de la Santamaría —en el centro de la capital colombiana— a 2.650 metros sobre el nivel del mar.

Los estadounidenses tienen una amarga experiencia aquí: cayeron 4-1 frente a Colombia en 1974 aunque tomaron revancha en casa 5-0 un lustro más tarde.

Patrick McEnroe —hermano menor de la leyenda John— confía en el equipo que integró para su despedida como capitán con John Isner (20 ATP), Mardy Fish (21), Sam Querrey (22) y Ryan Harrison (220) pero reconoció que la ausencia de los hermanos Bob y Mike Bryan —arriba en el escalafón mundial de dobles— sin duda lo afectará un poco.

“Este equipo es muy versátil ya que tenemos cuatro jugadores que pueden actuar tanto en individual como en dobles, lo que sin duda lo hace muy poderoso. Espero que podamos ajustarnos a las condiciones para salir adelante”, declaró al matutino El Tiempo de Bogotá.

McEnroe envió adelante a sus jugadores y él arribará el lunes para comenzar a lidiar con la altura y las condiciones de la cancha.

“¡Claro que la altura nos preocupa! Sin embargo, hemos hecho nuestro trabajo. Los muchachos llegan con anticipación para tratar de adaptarse. Vamos a hacer una estricta dieta y no haremos largos periodos de entrenamiento, con lo que esperamos contrarrestar los efectos de la altura”, manifestó.

La preparación en la cancha de la Santamaría la comenzaron el domingo.

Fish —número dos del equipo estadounidense— por su parte admitió que la altura será el mayor problema pero cree lo reducirán un poco con entrenamiento.

“Llegaremos antes para poder adaptarnos a la altura, el mayor problema al que nos enfrentaremos y al que más le tememos. En lo más alto que he jugado es en Denver, a unos 1.600 metros sobre el nivel del mar”, indicó al matutino local El Espectador.

Fish reconoció que la cancha no será la ideal pero no le dio trascendencia.

“El polvo de ladrillo no es la mejor superficie para nosotros. Pero hay que tener en cuenta que este año Sam (Querrey) ganó un torneo, John (Isner) fue finalista en otro y yo tengo un título sobre tierra batida (arcilla) en mi historial. No lo vemos como un problema”, destacó.

Fish no dudo en afirmar que su equipo es favorito y cree que será clave salir ganar los partidos del jueves.

“Sí, lo somos (favoritos) y el primer día será crucial y saldremos a ganar los dos puntos de sencillos, porque serán muy complicados. Tengo mucha confianza en nuestros doblistas, por lo que el sábado podríamos definir”, concluyó.

Deja tu comentario

Recomendamos - Tenis