Secciones: Embajadores

Costly fue amenazado por meterse en “maizal ajeno”

RUMANIA, (Onlinesport.ro).- La partida de Carlo Costly de Rumania se debe a que recibió una amenaza de muerte por parte de un empresario griego, porque este tuvo relaciones con su novia, por lo que incluso le apuntaron con un arma.

Carlo Costly en lío de faldas…

Todo pasó en abril del presente año, después del partido contra el CFR Cluj. Parece que Costly quería superar la decepción de perderse el mundial de Sudáfrica a través de una relación amorosa con mujer ajena en la ciudad de Vaslui.

Ads

El empresario dueño de un bar llamado “El Salbador”, al enterarse de la relación entre ambos, el hombre (de negocios) comenzó a buscarlo y al encontrarlo dentro del bar ordenó cerrarlo y junto a su personal de seguridad rodeó a Costly y a un futbolista brasileño que le acompañaba.

Finalmente puso una pistola en su cabeza y lo amenazó: “¡Si vuelvo a verte por aquí voy a matarte!”. Tras la amenaza le concedió un plazo de tres días para abandonar Rumania. Después lo dejó marcharse.

Ads

Tras el altercado, Costly apagó teléfonos y no respondió las llamadas de los directivos de Vaslui. Al llegar a su país, el futbolista se quejó asegurando que “Rumania es un país de mafiosos”.

Pero la verdad es que no quería volver por miedo al hombre de negocios griego, por lo que utilizó el pretexto de la deuda que los moldavos tendrían con él, para ocultarlo de la prensa y de su familia.

Carlo volvió a Rumania

RUMANIA, (Onlinesport.ro).- Con dos meses de retraso y luego de enterarse que el empresario griego y dueño del bar “El Salbador” había abandonado Rumania, Carlo Costly tomó coraje y decidió finalmente volver a Rumania.

El griego cuyo nombre aún no se precisa, amenazó de muerte a Costly en el pasado mes de abril, luego de enterarse que éste mantenía relaciones con su novia, por lo que le dio tres días para salir del país o iba a matarle.

A su vuelta a Rumania, lo primero que hizo Costly fue ir al banco más cercano para verificar que Vaslui le había pagado los salarios que, según él, no le habían sido cancelados. Allí pudo constatar que el club no le adeuda nada.

Ahora el futbolista espera tener una plática con Adrian Porumboiu, presidente de Vaslui, con quien ha mantenido una intensa disputa verbal a través de los medios de comunicación para negociar si se queda en el equipo o será transferido.

El delantero tiene una oferta del Peñarol uruguayo, pero la cantidad requerida por Porumboiu para transferirlo (2 millones de euros), está considerada demasiado alta; aunque confesó estar “dispuesto a negociar”.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.