Connect with us

Fútbol Nacional

Honduras, la tierra donde los técnicos no florecen

TEGUCIGALPA.- La realidad hay que aceptarla, aunque no sea la deseada, los dirigentes del fútbol hondureño tienen la difícil misión de encontrarle un sustituto a Reinaldo Rueda, y con tristeza tienen que reconocer que el elegido tendrá que venir del extranjero, porque en casa los técnicos con perfil para ocupar el cargo, parecen ser una especie en peligro de extinción.

Los mismos de siempre. Edwin Pavón, Ramón “Primitivo” Maradiaga y Chelato Uclés son los eternos candidatos para dirigir la bicolor.

“Sólo Ramón “Primitivo” Maradiaga, Chelato Uclés y yo, somos los únicos técnicos en condiciones de hacernos cargo de la selección absoluta del país, después vienen otros como Jorge Pineda, Nahum Espinoza, Carlos Martínez, Emilio Umanzor entre otros, quienes están listos para ser asistentes, no titulares porque sería quemarlos”, dijo recientemente el técnico nacional, Edwin Pavón.

Visto así, la primera impresión que producen estas palabras es un acto de soberbia del limeño y a la vez cierto grado de discriminación hacía sus colegas, pero si nos detenemos a analizar detenidamente la situación es fácil otorgarle la razón al ex seleccionador nacional.

Y es que sus palabras no están alejadas de la realidad, fuera de los técnicos mencionados por Pavón, no hay de dónde escoger. Basta con echar un vistazo al pasado para darse cuenta que en Honduras no salen constantemente técnicos brillantes, la mayoría se quedan en el camino.

El ex técnico de Olimpia, Nahum Espinoza parece ser el único entrenador libre que cumple con los requisitos para hacerse cargo interinamente de la selección.

Desde 1982 que Uclés nos clasificó al mundial, no han surgido muchos entrenadores, para la eliminatoria del 86 el mismo técnico siguió al frente; rumbo a Estados Unidos 94 hubo que entregarle las riendas de la bicolor al uruguayo Estanislao Malinoswki, para los mundiales del 98 y 2002 fue Maradiaga el encargado de dirigir la selección.

Rumbo a Alemania 2006 los brillantes federativos del fútbol hondureño decidieron contratar al serbio Belivor Milutinovic como seleccionador, sin embargo a dos semanas del comienzo de las eliminatorias Honduras se quedó sin técnico, y el puesto fue ocupado por Raúl Martínez Sambulá, quien fungía como asistente.

Los resultados no lo acompañaron y cuando el barco se hundía hubo que recurrir a un salvavidas, uno de los de siempre, Uclés, intentó salvarnos en aquel partido que Honduras ocupaba ganar frente a Costa Rica, pero no se pudo conseguir más que un empate.

Lo que resulta increíble es que hoy después de la renuncia del colombiano Rueda, las únicas opciones reales sean los mismos de siempre, porque después de Uclés y Maradiaga, apenas Pavón ha sido el único capaz de irrumpir con éxito, los demás no han sido capaces de mantenerse.

Espinoza parece ser el proyecto más sólido de los hondureños, pero a futuro, logró tres títulos con Olimpia, sin embargo le falta roce internacional para ser considerado para la selección absoluta.

Los federativos del fútbol hondureño tienen la difícil misión de llenar el puesto dejado por Reinaldo Rueda.

Pineda por su parte no sabe lo que es quedar campeón en primera, lo mismo ocurre con Umanzor, quien logró sus éxitos con selecciones menores. Hay algunos que ya saben lo que es ser campeones en primera como Nicolás Suazo, Gilberto Yearwood y Luis “Chito” Reyes, no obstante después no lograron trascender y apenas el torneo anterior regresaron a la liga de privilegio.

La realidad es clara, hasta aquí queda comprobado que Honduras no ha sido tierra de grandes entrenadores, lo importante es determinar ¿cuáles son las causas que producen escasez de técnicos capaces?,  ¿qué medidas se deben tomar para erradicar ese mal?, ¿qué ha hecho históricamente el Colegio de Entrenadores, ahora Escuela Nacional?

Por lo pronto los federativos saben y entienden que lo ideal es otorgarles las riendas de la selección a un técnico extranjero, porque los únicos capaces en el país para ocupar el cargo se han hecho a un lado.

Algunos campeones que regresaron
Luis  “Chito” Reyes, fue campeón dirigiendo a Motagua, increíblemente los directivos azules prescindieron de sus servicios al torneo siguiente. Después de varios años alejado del fútbol de primera, apenas el torneo anterior regresó como asistente de Ramón “Primitivo” Maradiaga.  
Nicolás Suazo, logró un título con el Marathón, no obstante permaneció mucho tiempo sin dirigir, en el Clausura 2010 retornó a los verdolagas sin éxito y ahora en el Apertura espera devolver la corona a los sampedranos.
Gilberto Yearwood, fue uno de los mejores jugadores del fútbol hondureño, sin embargo en su carrera como entrenador no ha tenido grandes logros, fracasó en Olimpia, pero posteriormente alcanzó la gloria en Motagua, actualmente dirige al modesto Xinabajul de Guatemala.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional